Torero muy padre

254
  • Pese a ser torero, y conocer a fondo la fiesta, tomó la decisión de ser sólo el padre de Diego San Román.
GUILLERMO LEAL / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Pese a ser torero, y conocer a fondo la fiesta, tomó la decisión de ser sólo el padre de Diego San Román.
Óscar San Román, triunfador de una temporada en la México, está disfrutando de lo que hoy le sucederá a su hijo en la Plaza México: se convertirá en matador de toros.

“Estoy convencido que ‘mi trabajo’ en la carrera de Diego es el de papá. Tiene a la gente adecuada a su lado. Yo lo único que le he aconsejado para el domingo (hoy) es que disfrute y sea muy profesional”, dijo el matador en retiro.

Su hijo Diego toma hoy la alternativa de manos del español Antonio Ferrera, teniendo como testigos a “Morante de la Puebla“, la figura del momento, y Diego Silveti, con toros de Fernando de la Mora y Bernaldo de Quirós, cartel que ha levantado mucha expectación.

Para Óscar, Diego tiene un futuro halagüeño en la fiesta.

“Es un buen muchacho, buen hijo, muy deportista y, sobre todo, con mucha tenacidad y disciplina, fundamentales para el toreo”, apuntó San Román papá.

Sabedor de lo importante que debe ser para Diego esta tarde, Óscar se siente tranquilo.

“Aunque el valor ha sido su carta de presentación, y con él suplía las ausencias en su técnica, ahora ha desarrollado un oficio que le permite estar más desahogado en la cara del toro”, señaló.

“Estoy orgulloso de él, de lo que ha hecho y espero que Dios le permita triunfar en la vida”, aseveró Óscar.

Te puede interesar: ‘Sus hijos’ la despiden