Están 19 migrantes aún sin identificar

205
  • La Fiscalía General de la República (FGR) en Chiapas no ha podido identificar a 19 de los 55 migrantes que fallecieron el pasado jueves en una volcadura.
JESÚS EMMANUEL LEÓN VÁZQUEZ / AGENCIA REFORMA

TUXTLA GUTIERREZ, MÉXICO.- La Fiscalía General de la República (FGR) en Chiapas no ha podido identificar a 19 de los 55 migrantes que fallecieron el pasado jueves en la volcadura de un tráiler en el que eran transportados 161 extranjeros hacinados, en la localidad de Chiapa de Corzo.

La sede estatal del organismo señaló que el Gobierno de Guatemala, país de donde era originaria la mayoría de los muertos, se encarga de buscar a los familiares de las víctimas que viven en comunidades lejanas con el objetivo de reconocer los cadáveres.

Sin embargo, en ese país centroamericano el único rastreo que se hace es por medio de la difusión de números de teléfono para que los deudos llamen a las autoridades.

El titular de la FGR en Chiapas, Alejandro Vila Chávez, informó a través de un vocero que el proceso de reconocimiento de las víctimas mortales será un poco largo por la dificultad de ubicar a los familiares.

El Consulado de Guatemala en Chiapas y el Consejo Nacional de Atención al Migrante de Guatemala (Conamigua) no planean buscar a las familias de las víctimas en sus viviendas, aunque Sara Violeta Son Reyes, vocera de la Cancillería, dijo que “en caso de ser necesario, sí (se hará)”.

En Chajul, una comunidad guatemalteca donde vive la indígena Teresa Mendoza Mateo, madre de Domingo Giovanni Mateo Raymundo, uno de los migrantes muertos en la tragedia, existe poca señal de teléfono y no hay internet.

La mujer es hablante de la lengua ixil y no tiene idea de dónde está el cadáver de su hijo ni mucho menos cómo será la repatriación para poder sepultarlo.

Si la señora Teresa quisiera preguntar dónde están los restos de su familiar debería viajar por una carretera en mal estado unas siete horas hasta la capital guatemalteca, para lo cual debería realizar al menos tres transbordos, y llegar a alguna oficina del Ministerio de Relaciones Exteriores o de la Conamigua.

Mendoza Mateo supo que hijo de 18 años estaba muerto porque un familiar sobreviviente que viajaba en el mismo tráiler lo vio fallecer.

Desde la vivienda de madera y teja, que renta junto a sus hijas por 500 quetzales (unos mil 300 pesos), la mujer cuenta pasmada que Domingo viajaba en el tráiler en su segundo intento por llegar a Estados Unidos, para lo cual ella se endeudó con 3 mil quetzales (unos ocho mil 100 pesos).

“Lastimosamente mi hijo falleció”, dice en su lengua materna en una comunicación vía telefónica a través de su vecina Ana, quien habla español y ayudó con el enlace, pues la señora Teresa no tiene teléfono celular.

La vocería de la Cancillería guatemalteca explicó que, luego de que se haga el primer contacto con los familiares vía telefónica, se evaluará la posibilidad de que pueden viajar a Chiapas o que proporcionen muestras genéticas para iniciar la identificación de los cuerpos que aún están en la morgue.

Te puede interesar: Pegará a pensiones crisis por pandemia