Se vuelcan británicos por dosis de refuerzo

274
Se vuelcan británicos por dosis de refuerzo
  • El lunes, Johnson confirmó que al menos una persona ha muerto por la variante y aseguró que está generando hospitalizaciones.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

LONDRES, ING.- Cientos de personas formaron largas filas para vacunarse contra el Covid-19 en ciudades británicas, y los kits de tests caseros se agotaron después de que el primer ministro Boris Johnson advirtió que una “oleada” de la variante Ómicron podría superar a los inoculados con dos dosis.

El lunes, Johnson confirmó que al menos una persona ha muerto por la variante y aseguró que está generando hospitalizaciones.

El secretario de Salud, Sajid Javid, dijo que Ómicron se está propagando a un “ritmo vertiginoso” y ahora representa cerca del 40 de las infecciones en Londres.

Desde que se detectaron los primeros casos de Ómicron el 27 de noviembre en Reino Unido, Johnson impuso medidas más estrictas y el domingo instó a las personas a recibir vacunas de refuerzo para evitar que los servicios de salud se vean abrumados.

En el Centro de Vacunación del Hospital St. Thomas, en el centro de Londres, una fila de cientos de personas llegaba hasta el puente de Westminster. La agencia Reuters también documentó colas en Londres y en Manchester, en el norte de Inglaterra.

“El servicio de reserva de vacunas del Covid se enfrenta actualmente a una demanda extremadamente alta, por lo que está operando un sistema de colas”, dijo el Servicio Nacional de Salud en Twitter.

“Para todos los demás que estén esperando, recomendamos intentarlo de nuevo más tarde hoy o mañana. Los kits para hacerse tests en casa tampoco estaban disponibles.

Johnson, quien está lidiando con una rebelión en su partido por las medidas para frenar a Ómicron y protestas por las fiestas en su oficina de Downing Street durante los confinamientos del año pasado, dijo que la gente debería apresurarse a obtener vacunas de refuerzo para proteger “nuestras libertades y nuestro estilo de vida”.

Después de que el Covid-19 fue detectado por primera vez en China a fines de 2019, se enfrentó a críticas por resistirse en un principio al confinamiento. También fue criticado por supervisar errores en la transferencia de pacientes a residencias de ancianos y por crear un costoso sistema de tests y rastreo que no pudo detener una segunda ola mortal.

Te puede interesar: Estiman que Ómicron es más leve que Delta