Se deprimen y jóvenes incurren en autolesión

315
Se deprimen y jóvenes incurren en autolesión
  • Como consecuencia del confinamiento obligado por la pandemia de Covid-19, jóvenes han tenido que lidiar con trastornos de ansiedad y depresión al grado de autolesionarse.
OMAR ROMERO

CANCÚN, Q. ROO.- Como consecuencia del confinamiento obligado por la pandemia de Covid-19, jóvenes han tenido que lidiar con trastornos de ansiedad y depresión al grado de autolesionarse, reconoció el psicólogo del Centro de Integración Juvenil (CIJ) Cancún, Alfredo Hatchet Anaya.

Este tipo de casos han aumentado sobre todo entre los jóvenes de 16 y 17 años, ya que anteriormente conocían entre dos o tres asuntos al mes, y actualmente atienden a 15 o 20 personas jóvenes con estos problemas, lo que habla de este incremento de manera considerable.

“Hemos visto que se han incrementado las autolesiones, cortarse, quemarse, jalarse el cabello hasta arrancárselo, eso sí son datos que no son típicos de la adolescencia y cuando se presentan nos habla de una persona que necesita recibir tratamiento profesional, sí derivado del encierro, del miedo al contagio, de lo que vivimos hace un año”, expuso.

Abundó que el confinamiento, sumado a no poder despedirse de las personas que enfermaban de Covid-19 y fallecían, ha generado estas afectaciones entre la población joven, de ahí la importancia de que los padres de familia estén al pendiente del comportamiento de sus hijos.

Entre las señales que los adultos deben prestar atención es insomnio, temblor de manos, sudoración excesiva (que esto es difícil en Cancún por el clima detectar cuándo es por ansiedad o por el ambiente), cambios en las emociones o modificaciones en la alimentación.

El especialista reconoció que no había atendido a gente joven con este tipo de problemas, puesto que en el CIJ principalmente se enfocan en temas de adicciones, por ello exhortó a los padres de familia que si notan algún cambio en sus hijos que busquen ayuda, atención, res resaltó que es importante cuidar la salud mental.

“Los adolescentes suelen ser, como pacientes. Muy nobles, siguen indicaciones y suelen ser buenos pacientes cuando le creen al terapeuta, cuando se sienten bien atendidos por el terapeuta, y la consecuencia de no atenderlos puede derivar en abuso de sustancias”.

Te puede interesar: Enfocan estrategias a prevenir adicciones