Afronta Ecuador ola de violencia y crimen

310
Afronta Ecuador ola de violencia y crimen
  • La violencia se produce cuando Lasso intenta posicionar a Ecuador como un destino de inversión para apuntalar su alicaída economía, en medio de un acuerdo de financiamiento revisado con el FMI.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

QUITO, ECUADOR.- El mandatario de Ecuador, Guillermo Lasso, está utilizando poderes de emergencia para combatir una ola delictiva que atribuye al narcotráfico, pero sus esfuerzos han tenido poco efecto y no logran enfrentar la pobreza y la desarticulada vigilancia policial que subyace, según analistas y ciudadanos.

Las muertes violentas se incrementaron un 53 por ciento a más de 2 mil hasta mediados de noviembre, frente a las mil 361 de todo el 2020, de acuerdo con la oficina del presidente, lo que llevó al conservador Lasso a declarar estado de excepción en octubre y desplegar a cientos de militares a las zonas más críticas, publicó la agencia Reuters.

La tasa de muertes violentas está en su punto más alto desde el año 2011, según los mismos datos.

Lasso, quien asumió el cargo en mayo, ha culpado de la creciente violencia a las mafias del narcotráfico que utilizan a la nación andina como punto de tránsito entre los productores en Colombia y Perú y los compradores en Estados Unidos y Europa.

Pero analistas señalan que la ola delictiva también se debe a las dificultades económicas agravadas por el Covid-19, incluido un aumento de mano de obra informal, y un debilitamiento de las instituciones estatales de seguridad en gobiernos anteriores.

La violencia se produce cuando Lasso intenta posicionar a Ecuador como un destino de inversión para apuntalar su alicaída economía, en medio de un acuerdo de financiamiento revisado con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Mayra Villacreses, cuyo hermano panadero y sobrino de dos años fueron asesinados a tiros el mes pasado por tres sicarios en Guayaquil a pesar del estado de emergencia, dijo que los delincuentes siguen controlando las calles.

Guayaquil, la ciudad más grande del país, registra la mayor cantidad de homicidios, con un promedio de dos por día.

“Desde que mataron a mi hermano tengo un miedo terrible de salir. Les han dado luz verde a los delincuentes para que estén en las calles”, dijo la mujer de 32 años. “El presidente no ha puesto mano dura”.

En la capital Quito, los robos a negocios subieron un 17 por ciento entre enero y octubre en comparación al mismo periodo de 2020, según el Ministerio del Interior.

A medida que intensifica su represión contra el narcotráfico, Lasso ha dicho que pedirá a la legislatura que apruebe el derribo de aeronaves irregulares, el uso progresivo de la fuerza y mayores sentencias para los líderes de bandas.

“Es una situación de guerra, somos Ecuador versus el narcotráfico”, dijo el gobernador de Guayas, Pablo Arosemena.

Pero el aumento de la delincuencia no sólo puede situarse en el umbral de las mafias del narcotráfico, apuntó el analista de seguridad y profesor universitario, Daniel Pontón.

Te puede interesar: Desmantela España banda ligada a los Beltrán Leyva