Desestiman acusación por ‘permiso’ de Casino

504
Desestiman acusación por permiso de Casino
  • La alcaldesa de Cancún, Mara Lezama, fue denunciada por haber cometido el presunto delito de usurpación de funciones.
RODOLFO MONTES

CIUDAD DE MÉXICO.- En lo que se interpreta como parte de la guerra electoral por la gubernatura de Quintana Roo, la tarde de este jueves 16 de diciembre fue denunciada ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción de la Fiscalía General de la República, la alcaldesa de Cancún, Mara Lezama Espinosa por haber cometido el presunto delito de usurpación de funciones.

La denuncia argumenta que Mara Lezama habría firmado un documento oficial sin consultar al cabildo para ello, en el que otorgó su opinión favorable para la operación de un Centro de Apuestas Remotas con Sala de Sorteos de Números, a favor de la empresa El Palacio de los Números S.A. de C.V., requisito indispensable para que la Secretaría de Gobernación autorice el permiso de operación de una nueva casa dedicada a juegos de azar.

Fue promovida por Rafael Rodríguez López, presidente del Movimiento Nacional por la Seguridad y Procuración de Justicia por los presuntos delitos de ejercicio indebido de funciones, más cuando desde el principio de su sexenio el presidente Andrés Manuel López Obrador prohibió la expansión de más casas de apuestas de azar en el país. 

En respuesta a la denuncia, la secretaria general del Ayuntamiento, Flor Ruiz Cosío, aclaró que las autorizaciones para que se instale y opere ese tipo de establecimientos corresponde exclusivamente a la Secretaría de Gobernación federal.

La funcionaria explicó que el documento a que se hace referencia en la denuncia, es el oficio 1339/2018 y efectivamente fue suscrito por la alcaldesa Mara Lezama en noviembre de 2018, pero con la aclaración expresa de que la citada opinión favorable “no constituye un permiso”.   

“La persona moral El Palacio de los Números había pedido previamente la opinión, cuya respuesta se dio como un visto bueno de la autoridad local, aunque se aclaró que la autorización es una facultad legal de la dependencia federal”, subrayó Ruiz Cosío.

Y añadió que, de obtenerse el permiso, las actividades deberían realizarse en estricto apego a lo que dictan también la autoridad federal y las leyes en la materia.

Del ámbito municipal, explicó, se estipuló que la eventual operación quedará condicionada al cumplimiento de los requisitos municipales establecidos en la regulación administrativa, como la obtención de una constancia de uso de suelo, licencia de funcionamiento y anuencia de Protección Civil.

Te puede interesar: Desilusiona a Mayuli falta de alianza PAN-PRI-PRD