NIDO DE VÍBORAS

724
NIDO-EQUIDAD-DE-GÉNERO

POR KUKULKÁN

SI ALGO ganó la política local este año que está por concluir, es la instalación del derecho a la equidad de género en los puestos importantes del gabinete estatal, el congreso del estado y los municipios —sólo faltaría el poder judicial dominado todavía por el sexo masculino—, al grado de que por primera vez en 46 años de historia constitucional siete mujeres encabezan la mayoría de ayuntamientos (sólo cuatro hombres) y de ellas se esperan mejores resultados que los obtenidos con gobiernos pasados dominados por la testosterona.

NO SON CUALQUIER municipio, sino los más importantes económica y políticamente, Benito Juárez, Isla Mujeres, Puerto Morelos, Solidaridad y Cozumel en el norte del estado, así como Felipe Carrillo Puerto y Othón P. Blanco cuya cabecera municipal es la capital de Chetumal, en el sur de la entidad. Además, la mitad de los puestos del gabinete ampliado del gobierno del estado está ocupado por mujeres, lo mismo ocurre en el legislativo y los cabildos municipales 

ESTE crecimiento exponencial del empoderamiento de la mujer en Quintana Roo ha empujado para que en el escenario de la sucesión gubernamental en junio de 2022 sean dos mujeres las principales protagonistas de la contienda interna del partido favorito de las encuestas para ganar los comicios, Morena: la alcaldesa Mara Lezama Espinosa y la senadora Marybel Villegas Canché, que también tiene lo suyo y está dando la batalla para ser tomada en cuenta. 

Y ES AQUÍ cuando uno se pregunta ¿acaso no ha dicho el presidente Andrés Manuel López Obrador que las mujeres son más honestas, honradas, humanas y solidarias? ¿No sería lo más sensato que sus correligionarias se pusieran a trabajar juntas por el bien de Quintana Roo, si es que ese es su propósito de participar en la política? ¿Por qué seguir con la actitud del todo o nada? De “si no soy yo no es nadie”. Los ciudadanos queremos ver resultados tangibles, más que a dos ególatras compitiendo por ver quién es la mejor, la más bonita, la más cercana al presidente de la república y a funcionarios del gabinete federal.       

LA PRIMERA vez en la historia local que dos mujeres están en la antesala del poder con posibilidades reales de ganar la gubernatura, se puede ir por la borda precisamente porque las dos mujeres protagonistas de la contienda interna no logran ponerse de acuerdo, sentarse a dialogar como dictan los cánones de la política, para trabajar conjuntamente en la búsqueda de soluciones a los principales problemas de la entidad. Hay que hacer un lado los intereses personales y sepultar el dicho popular de que “mujeres juntas ni como difuntas”.

EL RECIENTE anuncio del actor y empresario Roberto Palazuelos de que buscará participar por la gubernatura ha prendido los focos rojos al interior de Morena, donde lo ven como un real peligro de arrebatarles el triunfo que casi tiene en la bolsa. El también abogado, goza de popularidad, está preparado y comprometido con su pasado familiar en el servicio público, cuando él aún era muy pequeño y su abuelo —del mismo nombre— un destacado jurista del estado de Guerrero. Su interés de participar en política, ha dicho, no es hacer dinero porque ya lo tiene y vive satisfactoriamente; lo que quiere es pasar a la historia como el mejor gobernador de Quintana Roo, ya sea que tenga que rebasar a sus contrincantes por la izquierda o por la derecha.

@Nido_DeViboras