Libra Enrique González ir a prisión por Estafa Maestra

173
Libra Enrique González ir a prisión por Estafa Maestra
  • En lugar de la prisión preventiva, Fuerte Tapia decidió imponerle tres obligaciones: acudir a firmar los días 1 y 15 de cada mes ante la Unidad de Medidas Cautelares; la prohibición de salir del país sin autorización judicial.
ABEL BARAJAS / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- El número dos de Rosario Robles en la Sedatu estuvo muy cerca de terminar preso en el Reclusorio Norte, ya que la Fiscalía General de la República (FGR) pidió imponerle la prisión preventiva justificada y, tras un duro debate, al final el juez de la causa rechazó esta pretensión.

Enrique González Tiburcio, exsubsecretario de Ordenamiento Territorial en el sexenio pasado, fue procesado por supuestamente suscribir en forma indebida un contrato usado para desviar más de 185 millones de pesos a través de la Universidad Politécnica Francisco I. Madero (UPFIM) de Hidalgo.

Pero el interés de la Fiscalía no sólo era que lo procesaran, sino que durmiera en prisión, pues alegó un posible riesgo de fuga y ofreció un sinnúmero de documentos registrales, financieros, patrimoniales y familiares, para tratar de justificar la necesidad de la prisión preventiva. 

En una audiencia por videoconferencia de más de 8 horas, Marco Antonio Fuerte Tapia, juez de control del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, en principio resolvió que existen los datos de prueba suficientes para vincular a proceso al ex funcionario por el delito de uso indebido de atribuciones y facultades.

También estableció un plazo de tres meses para la investigación complementaria, periodo en que tanto la defensa como la FGR reunirán sus datos de prueba.

Para procesarlo, el juez tomó en cuenta, entre otros datos de prueba, la declaración que rindió el 19 de octubre de 2020 el exoficial mayor de la Sedatu y la Sedesol, Emilio Zebadúa, quien busca convertirse en testigo colaborador de la Fiscalía.

Antes de ser procesado, González Tiburcio manifestó al juez que desde 2017 él denunció la falsificación de su firma en este convenio que le imputan; sin embargo, la FGR revirtió la responsabilidad y lo acusó de falsedad en declaración, con un peritaje de la propia dependencia que concluye que sí era su rúbrica la plasmada en este documento.

“De denunciante pasé a imputado, esto deriva de mi denuncia, lo digo de cara ante usted, le señalo que la impunidad no puede ser dueña de la realidad de nuestro país” expresó el exsubsecretario, quien es quizá el primer personaje implicado en un asunto relevante contra quien se niega la prisión preventiva justificada en el presente sexenio.

En lugar de la prisión preventiva, Fuerte Tapia decidió imponerle tres obligaciones: acudir a firmar los días 1 y 15 de cada mes ante la Unidad de Medidas Cautelares; la prohibición de salir del país sin autorización judicial y entregar su pasaporte al centro de justicia.

Te puede interesar: César Duarte promovió ‘amparo’ en EU por extradición