Construye inmunidad en estas fiestas

451
  • Los especialistas en salud recomiendan a la población construir su propia pared de inmunidad para prevenir contagios de Ómicron.
DANIEL SANTIAGO / AGENCIA REFORMA

MONTERREY, NL.- Ante la llegada de la Navidad, la expectativa de una inminente cuarta ola de Covid-19 y un acelerado aumento de casos en los próximos días debido a la variante Ómicron, los especialistas en salud recomiendan a la población construir su propia pared de inmunidad.

Se trata de crear un sistema de defensa que pueda resistir al máximo un contagio, un internamiento en el hospital, o la muerte.

La evidencia científica y la experiencia de casi dos años de pandemia hacen posible estar mejor preparados en esta ocasión que en las olas anteriores.

Pero no hay que hacer complacencias, alertaron médicos en un panel organizado hace unos días por TecSalud y moderado por Guillermo Torre, Rector de TecSalud.

“Se ha hablado de la pared de inmunidad”, dijo Francisco Moreno, médico internista e infectólogo.

“Es como estar haciendo una pared que te proteja: si tienes una vacuna, tienes un piso; dos vacunas, subes otro piso”.
Hay que estar lo más protegido posible en todo sentido, señaló Moreno, Premio Nacional de Salud 2020.

“Es ir sumando medidas: vacunas, cubrebocas, espacios abiertos, todo esto suma para que el problema que podamos tener sea de menos magnitud”.

Un ladrillo: los refuerzos
Hay suficiente evidencia científica de que el refuerzo de vacuna protege contra la gravedad de Covid-19, comentó Alejandro Macías.

“Aunque esto (Ómicron) vaya a ser enfermedad leve, como muy probablemente ocurra, de todos modos la cantidad de gente que se va a enfermar al mismo tiempo puede llevar a muchos a terapia intensiva”, advirtió el excomisionado de influenza en México y catedrático de la Universidad de Guanajuato.

“El mensaje es: hagamos lo que sabemos que funciona, al que le toque la vacuna de influenza, póngase su vacuna de influenza y en cuanto puedas ponte un refuerzo de Covid cuando te lo ofrezcan, porque de acuerdo con la literatura y con toda la evidencia de campo, funcionan los refuerzos”, señaló Macías.

Otro ladrillo: el sistema inmune
Entre las personas que han sido asintomáticas y las que no han requerido ir a hospital, una característica ha sido el sistema inmune, señaló el infectólogo Moreno.

“La mejor defensa que tienes es tu propio sistema inmune, por eso también tenemos que aprender a cuidarlo, comiendo bien, durmiendo bien, estando en peso”.
Macías aconseja que no están de más las vitaminas, como la D.
“Hay algunas evidencias de que funciona la vitamina D. Una dosis de vitamina D no sobra. Prácticamente el 70 por ciento de la gente no tiene el nivel que se reconoce adecuadamente en la ciudades mexicanas y latinoamericanas como el correcto para vitamina D”.

Aplicar lo aprendido
Mantener las medidas aprendidas en los últimos casi dos años: reuniones pequeñas, de preferencia en espacios abiertos, y el uso de cubrebocas, constituyen un fuerte cimiento para esta pared de inmunidad, sobre todo para esta temporada de fiestas y reuniones familiares.
“Pediría a todos que hagan reuniones pequeñas, en espacios abiertos, con gente vacunada.
“La gente vulnerable que no esté presente”, recomendó Moreno.
“Que no hagan combinación de gente no vacunada con gente vacunada, en espacios ventilados. Haz una reunión pequeña con la gente que quieres cuidar”.

Hablar con el paciente
Aunque Ómicron parece ser “noble”, los especialistas alertan que en el organismo puede ser muy peligroso y llegar a complicaciones y muerte como en las anteriores olas.

“No la hagamos, nosotros, trabajadores de salud, una variante más peligrosa”, advirtió Moreno.
“¿Cómo la hacemos más peligrosa? Dándole esteroides al paciente de forma temprana”.

Aunque no es una cura, hay estudios que arrojan que los esteroides pueden salvar la vida a pacientes en terapia intensiva tratados con estos medicamentos.

“(Pero) Si das de forma temprana, lo que provoca es que baje la inmunidad del paciente y favorezcas que una variante que es leve, se vuelva más agresiva.

“Desafortunadamente es algo muy común, que te diagnostican Covid e inmediatamente va el esteroide.
Tenemos que decir ‘no al uso temprano de esteroides’, porque podríamos hacer que casos que puedan ser leves se compliquen”.

De ahí que la recomendación para los médicos de primer nivel es hablar con el paciente y tranquilizarlo.

“No llenemos al paciente de acitromicina, ivermectina, hidroxicloroquina, gotas de hidróxido de cloro”, pide Macías.
“Digámosle a la gente: ‘está usted bien, manténgase en contacto, chéquese el oxígeno, avise si la oxigenación baja a 92 porque en ese momento vamos a necesitar ponerle oxígeno. Ahorita, vamos a aguantar con analgésico.

No hacer eso, por desgracia, en las oleadas anteriores costó enfermedad y costó muerte. Que no nos vuelva a ocurrir”.

Te puede interesar: Voy a convertir mis casas en iglesias.- Kanye West