Ven insuficientes recursos del Insabi

160
  • A punto de cumplir dos años de su creación, el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) no ha logrado garantizar una atención universal de salud.
JESÚS EMMANUEL LEÓN VÁZQUEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- A punto de cumplir dos años de su creación, el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) no ha logrado garantizar una atención universal de salud ni la entrega gratuita de medicamentos, ya que su presupuesto per cápita es el más bajo para la cobertura otorgada a la población, señala un estudio de Fundar, Centro de Análisis e Investigación.

En el documento “Desigualdad en el acceso a la Salud. Un análisis presupuestario”, se establece que el monto asignado a ese Instituto para 2022, por 103.4 mil millones de pesos, no se ha traducido en un aumento presupuestario significativo y estará al mismo nivel del observado en 2014.

A partir del primero de enero de 2020, el Insabi se convirtió en la institución encargada de garantizar los servicios de salud a la población abierta, en sustitución del Seguro Popular, que era un programa presupuestario para dar cobertura a esa población.

“Se observa que los recursos asignados al Instituto en 2021 y 2022 son menores que los que le fueron otorgados en su primer año de operación, pese a la prevalencia de la pandemia y al recrudecimiento de las condiciones de pobreza y carencia en el acceso a derechos sociales.

“En estas condiciones, ¿qué posibilidades reales existen de brindar acceso universal? De seguir el presupuesto en estos bajos niveles, se corre el peligro de vender una ‘ilusión de universalidad’ sin que haya cambios reales en el acceso a la salud para la población abierta”, indica en sus conclusiones el estudio de Fundar.

Cita que, si bien hubo un incremento para el Presupuesto 2022, la asignación per cápita para el Insabi, que debe dar cobertura a 66.3 millones de personas, es la más baja de todo el sistema.

Conforme a las estimaciones de Fundar, el gasto per cápita del Insabi equivale a solo 3 mil 58 pesos, mientras que para el IMSS asciende a 6 mil 921 pesos.

Esta brecha es todavía mayor cuando se consideran otros subsistemas.

El gasto aprobado para Pemex y Fuerzas Armadas (Sedena y Semar) fue 7.1 veces mayor que el destinado al Insabi, mientras que los recursos del ISSSTE superaron en 2.5 veces a los del recién creado Instituto.

La brecha es importante, se señala, a pesar de que en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación hay un incremento de 15.1 por ciento para la función Salud, en relación con lo aprobado en 2021, aunque apenas alcanza el 2.7 por ciento del PIB.

Se explica que el presupuesto para los distintos ramos que ejercen recursos a través de la función Salud ha variado en su comportamiento los últimos tres años.

Mientras que de 2020 a 2021 la Secretaría de Salud (+6.7 por ciento) y Pemex (+31.9 por ciento) tuvieron un incremento en su presupuesto aprobado, los demás ramos tuvieron disminuciones.

En el Insabi la disminución de -20.8 por ciento, seguido por la Semar, por (-11 por ciento); Sedena, (-9 por ciento); ISSSTE, (-4.4 por ciento); IMSS, (-4.1 por ciento); IMSS-Bienestar, (-2.9 por ciento) y FASSA (-0.3 por ciento).

En contraste, para 2022, todos los subsistemas, excepto Pemex con -9.8 por ciento, contemplan un incremento en su presupuesto.

Así, se espera que incrementen el año próximo los recursos para el programa IMSS Bienestar aumenten 67.9 por ciento, la Ssa 27.2 por ciento más, la Semar 11.8 por ciento, el Insabi 11.6 por ciento, Sedena 9.5 por ciento, el IMSS 5.6 por ciento, el ISSSTE 3.9 por ciento y FASSA 3.6 por ciento.

En sus recomendaciones, el estudio señala que se debe incrementar el presupuesto para el sector salud y poder disminuir la brecha respecto a los estándares internacionales.

Esto implicaría un incremento de al menos 3 puntos porcentuales del PIB.

Te puede interesar: Recibe app de INE sólo 13% de firmas