Llama Israel a México a cooperar y no aislarse

684
  • Yair Lapid ministro de Israel en México:”los países que cooperen prosperarán y los que se aíslen se quedarán atrás”.
EMILIA XIOMARA MARTÍNEZ RUIZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La pandemia de Covid-19 ha dejado varias lecciones al mundo y una de ellas, asevera el Ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Yair Lapid, es que “los países que cooperen prosperarán y los que se aíslen se quedarán atrás”.

“Tengo la esperanza de que cuando superemos la pandemia, la cooperación cercana entre países que nació de ella, se extenderá mucho más allá. Espero que los países abracen el concepto -coopera y prospera, aíslate y te retrasarás- como una lección valiosa de la pandemia”, compartió el Canciller al hacer un balance de 2021, desde el combate al Covid-19 hasta la situación en Gaza, los 11 días de enfrentamientos con Hamás y los retos que deparan al mundo en 2022.

A decir de Lapid, hay tres desafíos que requieren de “respuestas globales coordinadas, urgentes y serias”: la pandemia de Covid-19, el cambio climático y las amenazas que representa el programa nuclear de Irán.

Al principio de la campaña de vacunación contra el Covid-19, Israel fue un país modelo por el rápido avance de la inmunización con el medicamento de Pfizer, y fue innovador con el Pase Verde, que llevó a la reapertura de espacios públicos. Sin embargo, un tiempo después, hubo un rebrote de casos, regresaron las restricciones y ahora, con Ómicron, las fronteras están cerradas de nuevo. ¿Cuál es la estrategia de Israel frente a una pandemia que no parece tener fin?

La continua planeación y preparación están en el centro de nuestra estrategia.

A mediados de noviembre, Israel llevó a cabo el Ejercicio Nacional “Omega”, un ejercicio para simular la respuesta futura a una variante más peligrosa del Covid-19. Aun después de nuestro manejo exitoso de la ola Delta, bajo el capaz liderazgo del Primer Ministro, Naftali Bennett, y nuestros excelentes profesionales de la salud, en la cual pudimos mantener abierta la economía, los sistemas de salud y educación operando y nuestros cielos abiertos, entendimos que para ir hacia adelante era crítico tener una continua planeación y preparación. El Ejercicio “Omega” nos ayudó a prepararnos y conformó nuestra respuesta para el brote inicial de Ómicron que se dio unas semanas después.

Israel continúa como un líder mundial en la vacunación: fuimos los primeros en tener una tercera vacuna de refuerzo y más de cuatro millones de israelíes han recibido esta inyección. Tenemos el innovador sistema del Pase Verde que permite abrir con seguridad espacios públicos y eventos. Además, hemos dado prioridad a la cooperación con otros países, con nuestros líderes, me incluyo, intercambiando constantemente las mejores prácticas.

¿Está de acuerdo con algunas declaraciones de líderes mundiales acerca de que la pandemia de Covid-19 ha exacerbado la desigualdad entre el mundo desarrollado y los países pobres?

El Covid-19 ciertamente ha revelado y exacerbado un número de retos de salud, socioeconómicos y económicos, incluyendo la desigualdad. De frente a la pandemia, asegurar que nuestros amigos en el planeta tengan acceso equitativo a los recursos que necesitan no es solo lo correcto, también es un imperativo estratégico y táctico.

Aunque Israel es un país pequeño, estamos haciendo lo mejor para llevar a cabo nuestra obligación de apoyar a nuestros amigos alrededor del mundo. Tan solo el mes pasado, anunciamos una iniciativa para enviar un millón de dosis de vacunas a países en desarrollo. Esta es la segunda iniciativa este año, anteriormente Israel envió vacunas a múltiples países que tenían la necesidad, incluyendo países en América Latina. Y haremos todavía más.

En este asunto y bajo la irrefutable premisa de que vivimos en un mundo interconectado y que las amenazas, como las vemos ahora, trascienden fronteras, ¿no está en el interés de Israel, el desarrollo y crecimiento económico de los territorios palestinos?

Estoy a favor de ayudar a construir la economía palestina. Todos tienen derecho a un modo de vida decente, y nuestra meta es trabajar con la Autoridad Palestina para asegurar que todo niño palestino tenga esa oportunidad. Ya estamos tomando pasos tangibles para fortalecer la economía y la infraestructura palestina para mejorar la calidad de vida de los palestinos.

En términos de la Franja de Gaza, he liderado un plan muy extenso de “Economía para la Seguridad” que proporciona un horizonte de cambio significativo y positivo en las vidas de los millones de israelíes y palestinos en la Franja de Gaza y las comunidades que la rodean, para quienes el terrorismo de Hamás impide una vida normal. Bajo este plan, si Hamás se compromete a un silencio a largo plazo y la comunidad internacional fortalece sus esfuerzos para prevenir que Hamás adquiera armas para atacar a civiles israelíes, los pobladores de Gaza verán reparada su electricidad, la construcción de una planta de desalinización de agua, la reconstrucción de vivienda e infraestructura de transporte y su sistema de salud mejorado significativamente. Si Hamás abandona el terrorismo, Gaza vería un cúmulo de inversión internacional y la construcción de un puerto y un enlace de transporte con Cisjordania.

Israel nunca dejará ni por un segundo los esfuerzos para recuperar a nuestros soldados prisioneros o desaparecidos y a civiles: traer de regreso a nuestros muchachos debe ser parte de cualquier plan. En todas las etapas, el proceso será definido por una serie de puntos de referencia presentes, y cualquier incumplimiento por Hamás detendría y retrocedería el proceso. La carga de pruebas siempre recaerá en Hamás.

Este plan representa un nuevo enfoque. Como muestra, el progreso del año pasado en la región, cuando anteponemos las personas a la política, podemos tener un progreso real que beneficia a cualquiera en la región. Los palestinos mismos enfrentan una elección: ¿quieren o no quieren ser parte de la estabilidad, prosperidad y coexistencia que los acuerdos de normalización (de Israel con Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Sudán y Marruecos) están trayendo al Medio Oriente?

Este año, se reportaron varios proyectos alrededor de Jerusalén. Sobre uno de ellos se ha dicho que aislaría a las comunidades palestinas del sur del Margen Occidental de la ciudad. La ONU, Amnistía Internacional y Human Rights Watch han dicho que esto dividiría mucho la Cisjordania ocupada, haciendo virtualmente imposible el establecimiento de un Estado palestino al lado de Israel. ¿No va esto en detrimento del objetivo de paz en la región y del desarrollo de los territorios palestinos?

Necesitamos enfocarnos ahora en asegurar que no se tomen acciones que prevengan la posibilidad de paz en el futuro y en acciones para mejorar la vida de los palestinos. Dicho esto, Israel siempre determina sus políticas de acuerdo a nuestros intereses y de manera que minimice desacuerdos con nuestros aliados y socios alrededor del mundo.

Este año, 11 días de confrontaciones con Hamás dejaron 260 palestinos muertos, incluyendo 129 civiles, de los cuales 66 eran niños; y 12 civiles muertos en Israel, incluyendo 2 niños y un soldado. Hay acusaciones de crímenes de guerra en contra de ambos lados. ¿Usted diría que lo que sucedió es un retroceso en la búsqueda de la paz en la región?

Los eventos de esta primavera fueron provocados por la decisión de Hamás de avivar a propósito las flamas de violencia en Jerusalén y disparar 4 mil 360 cohetes sobre civiles israelíes inocentes. Cada uno de los cohetes de Hamás disparados contra Israel hacia hogares, escuelas y hospitales indiscriminadamente es un crimen de guerra. A menudo estos cohetes son disparados desde jardines infantiles y escuelas, utilizando a civiles inocentes como escudos humanos. A través del uso de civiles como escudos humanos y dirigiendo los cohetes a propósito hacia civiles, Hamás es el único responsable de las muertes de civiles inocentes.

Israel no solo tiene el derecho de defenderse, sino la obligación de defenderse, como lo haría cualquier país -como lo haría México si 4 mil 360 cohetes fueran disparados indiscriminadamente hacia escuelas, hospitales y hogares en la Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey, Puebla y Tijuana-. Nuestros hijos no van a crecer en refugios que estén bajo el fuego de cohetes. Estos ataques no son teóricos ni representan una “lucha entre narrativas”, son manifestaciones del mal dirigidas a democracias respetuosas de la ley, como Israel. Nos defenderemos ante este mal y enfrentaremos con fuerza la violencia.

Aunque nuestros corazones se rompan por cada civil que muere en un conflicto -especialmente por los niños que no deben morir en una guerra de adultos- no permitiremos que organizaciones terroristas como Hamás abusen cínicamente del lenguaje de “derechos humanos” y “ley internacional” por el cual no tienen ningún respeto. Esto es específicamente importante ahora que México inicia su segundo año como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU y continúa su activa membresía en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, un cuerpo con un prejuicio histórico de discriminación en contra de Israel. Es importante para las democracias como México luchar en contra de esta injusticia histórica y enfocar sus esfuerzos en organizaciones terroristas que disparan contra civiles.

¿Cuáles, diría usted, son los tres principales retos que enfrentará el mundo en 2022?

Yo veo tres retos principales: la continuación de la pandemia de Covid-19, el cambio climático y las amenazas que representa el programa nuclear de Irán que llevan al terrorismo internacional. Lo que estos tres retos tienen en común es que requieren de respuestas globales coordinadas, urgentes y serias.

Así como el mundo se unió en Glasgow para hablar de las amenazas del cambio climático y así como los líderes mundiales continúan trabajando juntos para combatir la pandemia del Covid-19, necesitamos el mismo modo de urgencia, seriedad y cooperación en lo que respecta a la amenaza global que representa el programa nuclear de Irán y su apoyo al terrorismo global. Las maliciosas actividades de Irán se extienden hasta América, donde, a través de su apoderado Hezbolla, Irán financia, prepara y lanza ataques terroristas mortales. Así es que no se puede permitir que Irán trate de ganar tiempo, ganar millones de la remoción de sanciones, engañar al mundo y secretamente avanzar su programa nuclear. Esto es lo que han hecho en el pasado y es lo que harán esta vez.

Cuando se trata de prevenir un Irán nuclear, el mundo necesita unirse detrás de una fórmula de fortaleza: sanciones más fuertes, supervisión más fuerte y llevar a cabo cualquier conversación con Irán desde una posición de fortaleza. También debe haber una amenaza militar creíble sobre la mesa. Si los iraníes piensan que el mundo no intenta seriamente pararlos, correrán hacia la bomba. Debemos aclarar que el mundo no permitirá que esto suceda.

La pandemia de Covid-19 transformó el mundo, ¿qué cambios positivos trajo?

Tengo la esperanza de que cuando superemos la pandemia, la cooperación cercana entre países que nació de ella, se extenderá mucho más allá. Pero aún más, espero que los países abracen el concepto -coopera y prospera, aíslate y te retrasarás- como una lección valiosa de la pandemia. Porque como lo estamos viendo en el Oriente Medio como consecuencia de los acuerdos de normalización, los países que cooperen tendrán éxito en crear nuevas alianzas y ser líderes mundiales.

El 1 de julio de 2022, Israel y México celebrarán 70 años de fuertes relaciones diplomáticas. Este aniversario será una oportunidad de resaltar, a través de eventos tanto en México como en Israel, muchos de los grandes logros resultado de la cooperación entre nuestros países en lo académico, la investigación, la ciencia y la tecnología, así como aprovechar las ventajas del desarrollo de los lazos comerciales basados en el tratado de libre comercio que tenemos desde hace 20 años. Los eventos mismos servirán para fortalecer los lazos personales entre mexicanos e israelíes.

Los profesionales del Ministerio de Relaciones Exteriores y yo tenemos como objetivo, no solo llevar nuestra relación bilateral al siguiente nivel, sino además fortalecer nuestros lazos a nivel multilateral, así como trabajar sobre los avances en la igualdad de género, los derechos LGBTQ+ y los derechos de las personas con discapacidad, sobre la base de nuestros valores comunes.

Te puede interesar: Crecen contagios, pero no muertes