De Eurovisión al mundo

311
  • Måneskin, grupo italiano que ya se ha convertido en toda una sensación cuenta lo difícil que fue al inicio de sus carreras adentrarse en el mundo del espectáculo.
JUAN CARLOS GARCÍA / AGENCIA REFORMA

BUDAPEST, HUNGRÍA.- Billie Eilish, Scarlett Johansson y Hugh Jackman son algunas de las estrellas que cuentan cómo, al inicio de sus carreras, algunos directivos de la industria del espectáculo les dijeron que no tendrían éxito.

Algo similar le sucedió a Måneskin, grupo italiano que ya se ha convertido en toda una sensación global.

“Empezamos haciendo cóvers de otros artistas y cantándolos en la calle porque no teníamos la dirección o la orientación correcta. Tocamos muchísimas puertas, yo creo que nos cansamos, y empezamos a conocer gente en las redes a la que le gustaba lo que hacíamos. ¡pum! Nos dijeron que buscáramos concursos y así nos abrimos camino”, recordó en entrevista Damiano David, vocalista, compositor y coproductor del cuarteto.

A Måneskin le sobra popularidad desde que ganó el Festival Eurovisión y de San Remo de 2021 con su éxito “Zitti e Buoni”. La banda incrementó su número de seguidores a casi seis millones en Instagram y suma casi 30 millones de oyentes mensuales en Spotify.

En marzo pasado, la agrupación lanzó su álbum de estudio Teatro d’ira: Vol. I, y contempla estrenar próximamente la segunda parte. Tanto Damiano como sus compañeros, Victoria De Angelis (bajo), Thomas Raggi (guitarra) y Ethan Torchio (batería), apuestan por la libertad creativa y de discurso para seguir sumando adeptos.

“Creo que gran parte de nuestro éxito obedece a que somos los transmisores de muchos mensajes, no sólo de nuestros sentimientos, sino también de los sentimientos de nuestros fans.

“Estamos convencidos de que este universo no es sólo de talento y de pasión por la música, sino de interconexión e identificación y eso es lo que hay con nuestros fans. Son parte de nuestro universo”, apuntó Victoria.

Antes de lograr fama por todo el mundo, el cuarteto cimentó la simpatía con su público en Italia y luego en Europa. Cuando hizo su documental, This Is Måneskin, lo presentó con el propósito de mostrar su evolución y su aceptación.

“Nuestros sueños van en función a cosas que queremos lograr: crecer como músicos, ser certeros en nuestro mensaje, ayudar a muchos jóvenes a liberarse. Queremos que nos vean como un personaje más en su historia propia. Nuestra música es para mucha gente y queremos que no paren de escucharla”, expresó Damiano David.

El vocalista sido emblema para muchas generaciones nuevas por su libertad para expresarse y por su apariencia. Usa vestidos, se pone ligueros y negligés y aprecia el travestismo como un arte. Se declara heterosexual, pero curioso. Su compañera Victoria es bisexual, mientras que Ethan es sexualmente libre y Thomas es hetero.

“Nuestro mensaje siempre será la libertad y el ‘no’ a las ataduras”, aseveró el vocalista.

“MAMMAMIA” es el éxito más reciente de Måneskin, y el grupo espera concretar una gira por Latinoamérica para este año.

“Hay que darle voz a los jóvenes que viven en sociedades ultraconservadoras. Hay que hacer una revolución musical y darles cariño y mensajes de paz a quienes necesitan voz, que alcemos la voz por ellos”.

Damiano David, vocalista de Måneskin

Te puede interesar: De armas …cuidar