NIDO DE VÍBORAS

1546
NIDO-POCO-A-POCO-P

POR KUKULKÁN

POCO A POCO, la unidad y cohesión en el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador se ha ido resquebrajando, pero eso pareciera no importarle al inquilino de Palacio Nacional, inclusive, dicen, es él quien ha alentado a los suyos en una suerte de “fuera máscaras”, frase utilizada para denostar a los partidos de oposición.

ESA MISMA receta estaría llevándose a cabo por estos días, desde las entrañas del Movimiento de Regeneración Nacional, rumbo a la sucesión presidencial que el mismo López Obrador adelantó en sus mañaneras, para apuntalar desde ya a la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, “la predilecta”, le han bautizado entre dirigentes y funcionarios morenistas.

A KUKULKÁN le han dicho que a la par de toda una campaña para posicionar a Sheinbaum, para comenzar a desacreditar a toda costa al principal rival de “la predilecta”, el senador Ricardo Monreal Ávila, y pronto el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García se le fue a la yugular al político zacatecano, al meter a la cárcel a José Manuel del Río Virgen, el principal asesor y operador de Monreal en la Cámara de Senadores. “¡Es una vendetta política!”, reclama Monreal Ávila. 

OBRADOR ya le ha respondido, dándole en la mañanera su respaldo a las acciones del gobernador veracruzano en torno a este caso. Dicen que el presidente de México ya no quiere saber nada de quien no sólo es el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, sino también coordinador del Grupo Parlamentario de Morena.

Y ES QUE no le cayó nada bien a Obrador, el que Monreal haya alentado la creación de una Comisión Especial para este caso, encabezada por el senador Dante Delgado, dirigente nacional de Movimiento Ciudadano. Esta comisión legislativa en la que también está el senador Miguel Ángel Mancera y la senadora priista Beatriz Paredes Rangel— ha comenzado a dar los primeros pasos para que el Senado pueda procesar la posibilidad de acordar la desaparición de poderes en Veracruz, es decir que desde el Senado con mayoría morenista se le estaría dando una estocada política a un gobernador, también de Morena.

OBVIO eso no lo va a permitir Obrador, tanto es así que ya ha comenzado a correr la versión de “una inminente división” en la bancada del Movimiento de Regeneración Nacional y hasta la posibilidad de que senadores y senadoras de ese partido comiencen a gestar la caída de Monreal como su coordinador parlamentario, asimismo lo comentó ayer martes el senador Eduardo Ramírez a los representantes de los medios de comunicación.

LAS CARTAS ya están echadas, difícilmente se podrán volver a sentar a la mesa, ahí en Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador y el senador Ricardo Monreal Ávila como lo llegaron a hacer en varias ocasiones, presumiendo sus encuentros y sus comidas tabasqueñas.

EL HORNO de los morenistas no está para bollos ni ese ni en otro frente en donde el principal protagonista es el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado a quien dirigentes, militantes y líderes de ese partido en varias regiones del país, no bajan de “traidor”, “vendido”, “corrupto” y todo por ser el principal operador para nombrar candidatas y candidatos a las seis gubernaturas que están en juego este 2022. Por cierto, mañana jueves habrán de concentrarse por miles los morenistas para llevar a cabo su primera Convención Nacional y pondrán en el patíbulo la cabeza de Mario Delgado.

@Nido_DeViboras