Asalto al Capitolio: un año de juicios

130
Asalto al Capitolio: un año de juicios
  • A un año de la insurrección en el Capitolio estadounidense, los responsables encaran una serie de juicios legales, políticos e históricos.
ALEJANDRO ALBARRÁN GARCÍA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- A un año de la insurrección en el Capitolio estadounidense, los responsables encaran una serie de juicios legales, políticos e históricos.

Desde el 6 de enero de 2021, la irrupción de seguidores del entonces Presidente Donald Trump para detener la certificación de la victoria de Joe Biden ha desatado investigaciones a gran escala.

Aunque están lejos de concluir, analistas tienen claro que el incidente, el mayor ataque al Capitolio desde 1814, es ya un parteaguas en la política del país.

“Los hechos del 6 de enero marcarán la historia moderna de los Estados Unidos, no es un hecho que pase desapercibido”, señala Roberto Izurieta, profesor de la Universidad George Washington.

“Fue un intento de obstruir el sistema democrático y muy probablemente de impedir la manifestación popular expresada en las urnas”.

Pero más allá de este juicio histórico, afirma, es importante observar lo que ha ocurrido en el sistema de justicia estadounidense.

Hasta el momento, según un recuento de The New York Times, se han emitido 225 imputaciones por atacar o impedir las labores de la Policía, 275 por obstrucción al Congreso y alrededor de 300 por faltas menores.

Sin embargo, se estima que 2 mil 500 personas que formaron parte de la insurrección pueden ser imputadas con cargos federales y existen 14 mil horas de video a las que las autoridades tienen acceso para revisar y corroborar identidades de los participantes.

“Seguiremos los hechos dondequiera que nos lleven”, dijo el Fiscal general Merrick Garland en un discurso ayer. “Las acciones que hemos tomado hasta ahora no serán las últimas”.

De momento, estas acciones se han limitado a los perpetradores del asalto, pero no hay señales de hasta qué grado se responsabilizará a Donald Trump y otros políticos señalados de alentar las protestas con denuncias no probadas de fraude electoral.

Un panel de nueve miembros del Congreso avanza en una investigación sobre qué tanto sabía la Casa Blanca del ataque y en qué momento.

La comisión ha citado a asesores de Trump-quienes han rechazado testificar-y espera una decisión de la Corte Suprema para obtener acceso a documentos de la Presidencia.

La indagatoria marcará un año de cara a otra prueba importante: las elecciones intermedias del 1 de noviembre de este año, en las que se renovarán la Cámara baja y un tercio del Senado.

Aunque el Partido Republicano condenó la violencia del 6 de enero, los 10 congresistas que votaron a favor de responsabilizar a Trump en un juicio político han sido apartados de puestos de influencia y muchos se han negado a cooperar con la indagatoria legislativa.

Hasta ahora, los participantes en la insurrección no sólo no sufrieron consecuencias políticas, sino que muchos de ellos la usaron para realzar su perfil.

Una revisión hecha por el portal Politico muestra que 57 de los participantes en el asalto están buscando algún cargo a nivel local, estatal y al menos uno de ellos-Teddy Daniels, de Pensilvania-buscará entrar al Capitolio. Esta vez, como congresista y por la puerta grande.

“El día del juicio de los sistemas políticos, de la opinión pública”, comenta Izurieta, “será el día de las elecciones”.

Te puede interesar: Alemania y EU reafirman su alianza frente a Rusia