Prevén crisis tras muerte de sardina en Guerrero

191
Prevén crisis tras muerte de sardina en Guerrero
  • Pescadores de Petacalco, Guerrero, acusaron a CFE de matar aproximadamente 150 toneladas de sardina con termoeléctrica ubicada en La Unión.
STAFF / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Tras la muerte de cientos de toneladas de sardina en instalaciones de una termoeléctrica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), pescadores de Petacalco, Guerrero, aseguran que la recuperación de la especie en la zona podría tomar hasta diez años.

Desde el pasado 4 de enero se alertó que en esta comunidad pesquera había toneladas de peces muertos al interior de la termoeléctrica “Plutarco Elías Calles”, que al parecer llegaron a playas de La Unión a través del canal que conecta esta central con el Río Balsas.

“Esto no se va a recuperar. Si contabilizamos la sardina que va saliendo y la que está a ocho millas en el mar adentro y la que está en la orilla, es una inmensidad, un barco sardinero lo llenan y se va y el cardumen sigue, pero éste se murió por completo”, critica Jesús Campos, líder pesquero de la zona.

“Esto se irá a recuperar hasta dentro de diez años; de aquí a ese tiempo, ¿quién nos va ayudar con los gastos de la casa?”, cuestionó.

Los trabajadores del mar ven con incertidumbre el futuro, dice Jesús Campos, dirigente de la Cooperativa La Boba, pues sus ingresos dependen de lo que logren pescar.

“Estamos en espera de que algo nos aliente, porque entrar al mar a gastar gasolina donde no va haber sardinas, donde no habrá carnada, está difícil, ahí están las fotos, no es mentira, estamos desesperados”, añadió.

De acuerdo con el líder pesquero, la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), a cargo de María Luisa Albores González, debe intervenir.

Al respecto, la CFE informó mediante un comunicado que las instalaciones de la termoeléctrica, que opera desde hace 30 años, fueron dañadas por los peces.

“En la obra de toma de la Central Termoeléctrica Pdte. Plutarco Elías Calles, un cardumen de engraulidos (anchovetas) saturó los cárcamos de bombeo, afectando la operación de dos unidades de generación eléctrica”, informó la empresa estatal.

La dependencia que dirige Manuel Bartlett aseguró que es la primera vez que se presenta una situación de ese tipo durante los 30 años que ha estado en operación la central.

Te puede interesar: Dejan basura y virus en Acapulco