Pega gasto corriente a metas antipobreza

161
Pega gasto corriente a metas antipobreza
  • Independientemente de las prioridades de la administración, los gastos obligatorios reducen significativamente el margen de ajuste para el cumplimiento de las metas.
VÍCTOR OSORIO / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Aún con el adelgazamiento del aparato burocrático y las políticas de austeridad implementadas por la actual administración federal, existen recursos insuficientes para alcanzar las metas de crecimiento económico y disminución de pobreza, advierte un reporte del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados.

La insuficiencia, indica el documento, se hace más evidente ante la doble emergencia, sanitaria y económica, por la pandemia de Covid-19 que se registra desde hace dos años.

Independientemente de las prioridades de la administración, apunta, los gastos obligatorios reducen significativamente el margen de ajuste para el cumplimiento de las metas.

Dichos gastos, explica, comprenden todas las erogaciones indispensables para que el aparato burocrático cumpla sus funciones, así como las obligaciones financieras y de pago determinadas por ley.

“El presupuesto que queda para atención en salud, educación, inversión y desarrollo social es marginal, y en este momento es necesario para reactivar la economía, la educación y la compra de suficientes vacunas para inmunizar a la población”, alerta el CEFP.

Según el reporte, el monto total de los gastos obligatorios para el ejercicio 2022 asciende a 4 billones 677 mil 426 millones de pesos sin considerar las pensiones y jubilaciones. Si se contabiliza este rubro, la cifra se eleva a 5 billones 849 mil 751 millones de pesos, lo que representa el 82.5 por ciento del Presupuesto de Egresos de la Federación aprobado total para este año.

Si se consideran las pensiones, los gastos obligatorios de 2022 se incrementan 7.1 por ciento respecto al año previo, lo que significa una diferencia absoluta de 582 mil 969 millones de pesos.

El presupuesto asignado al concepto de pensiones y jubilaciones, advierte, creció —de hecho— a un ritmo de 5.6 por ciento anual entre 2017-2021.

Dicho comportamiento, apunta el CEFP, obedece al crecimiento de la población pensionada, derivado de un aumento en los años de esperanza de vida al nacer.

“Mientras no se promuevan reformas en materia de pensiones, este concepto seguirá creciendo de forma inercial. Asimismo, es necesario que se revise y adecue la Ley de Coordinación Fiscal, promoviendo que las entidades y municipios generen sus propios ingresos y disminuyan su dependencia del gobierno federal gradualmente”, indica.

Te puede interesar: Impacta la pandemia a programas sociales