The Princess retrata a Diana de Gales como persona

328
The Princess retrata a Diana de Gales como persona
  • Entre la Lady Di como figura pública y como residente de palacios y castillos hay una diferencia abismal. Ante eso, el director del documental The Princess tomó decisiones.
JUAN CARLOS GARCÍA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Entre la percepción que la gente tuvo de Lady Di como figura pública y como residente de palacios y castillos hay una diferencia abismal. Ante eso, el director del documental The Princess tomó decisiones.

Se propuso edificar un relato cinematográfico con base en sus simpatizantes, en la resonancia que causó en vida y lo mucho que la querían, hasta lo que significó su deceso siendo una joven madre.

“En la preproducción tardamos alrededor de medio año analizando archivos, y desde el principio tuve en mente que quería que la gente hablara, que se viera su sentir, su percepción sobre ella.

“Se han hecho muchos trabajos sobre su forma de ser, si decía algo o cómo se sentía. Mi perspectiva fue más en el sentido de cómo era todo a su alrededor y lo que generaba. Había muchísimo material y quería darle ese énfasis: fue la mujer más fotografiada en su momento, la más querida. Era ‘La Princesa del Pueblo'”, dijo, en entrevista, Ed Perkins, su director.

Ya adquirido por HBO para exhibirlo este año, el documental fue estrenado en el Festival de Sundance, evento en línea que el viernes anunciará a sus ganadores. The Princess ha sido uno de los predilectos de la crítica y los espectadores de la plataforma.

Perkins siguió la línea de tiempo que maneja a Diana Spencer como una mujer encantadora y accesible hasta la carismática esposa del Príncipe Carlos y la dama más perseguida por los paparazzi.

“Si la amas o la odias no está a discusión. No nos pusimos en un plan de juzgar, sino de presentar lo familiar que era. Una persona a la que sentías cercana y que te llegaba por algo. Tuve la fortuna de investigarla a fondo y me encontré con alguien extraordinariamente genuina, humana”.

Y de sus momentos más brillantes ante las cámaras y prensa, el director nominado al Óscar por el documental Black Sheep se desplazó a la tristeza que embargó al mundo cuando se hizo oficial su muerte, en agosto de 1997.

“Recuerdo que mi reacción no fue tristeza, sino confusión. Tenía 11 años y no sabía qué sucedía. La tristeza no se explica, se siente, y la confusión te lleva a diferentes direcciones. Aprecias todo el cariño que le tenía la gente y lo mucho que impactó.

“Esta es una experiencia inmersiva, porque 25 años después teníamos claro que queríamos mostrarla como ‘La Princesa del Pueblo’. Diana representa el desafío de que lo que decía era tomado con honor. Con tantos documentales (y películas) tratando de meterse en su cabeza, en su psicología, lo interesante para mí era lo que había afuera y alrededor de ella”, expuso.

Te puede interesar: Tunden a Alfredo Adame; acusa robo