Alistan resolución sobre Aeroméxico

337
Alistan resolución sobre Aeroméxico
  • Inician en la Corte de Bancarrotas del Sur de Nueva York las audiencias para confirmar el plan con el que Aeroméxico busca reestructurar deudas por más de 5 mil mdd.
VÍCTOR FUENTES / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- En su hora de mayor necesidad, Grupo Aeroméxico no encontró a ningún empresario mexicano dispuesto a invertir dinero fresco en el plan para su rescate financiero.

Fondos estadounidenses, su socia Delta Airlines y tenedores de certificados bursátiles, todos ellos ya comprometidos previamente con la aerolínea, son los que le permitirán seguir operando, al convertir su deuda en acciones y aportar nuevos recursos.

Un fideicomiso de la filial mexicana de Credit Suisse fue la única inversionista local que se animó, comprando parte del préstamo de emergencia que el fondo Apollo otorgó a Aeroméxico a finales de 2020.

Este jueves iniciarán en la Corte de Bancarrotas del Sur de Nueva York las audiencias para confirmar el plan con el que la aerolínea busca reestructurar deudas por más de 5 mil millones de dólares, y poner fin a un proceso que se ha prolongado 18 meses.

Si el plan es confirmado, los mexicanos que seguirán siendo dueños de parte de Aeroméxico serán los que ya estaban ahí: Valentín Diez Morodo, Eduardo Tricio, Jorge Esteve y Antonio Cosío, con una participación de 4.1 por ciento.

Según Joshua Scherer, socio de Ducera Partners, firma que asesora a tenedores de deuda de Aeroméxico, nadie en el país quiso participar durante el periodo de preparación del plan, en la segunda mitad de 2021, cuando se buscó a otros mexicanos para cubrir el requisito legal de control nacional.

“Representantes de BTG Pactual Capital y yo hicimos esfuerzos para estimar el interés de otros inversionistas mexicanos. El grupo buscó al menos a 20 inversionistas potenciales, incluidas firmas pequeñas de capital privado, fondos de pensiones, capitalistas de riesgo y fortunas familiares.

“Pero los inversionistas mexicanos se mostraron renuentes a invertir capital fresco en aerolíneas, debido a inversiones previas no exitosas, y al ambiente adverso que enfrenta el sector, entre otros temas, por el impacto de la pandemia de Covid-19”, narro Scherer en un escrito del 18 de enero a la jueza Shelley Chapman.

Por ley, al menos 10 por ciento del capital total tiene que estar en manos de mexicanos, que también deben retener 51 por ciento de las acciones con derecho a voto.

En abril de 2021, la Secretaría de Economía autorizo a Aeroméxico para que fideicomisos u otras entidades con “participación mayoritaria”, pero no exclusiva de mexicanos, puedan ser dueñas del 10 por ciento mínimo requerido, facilitando así la entrada de dinero extranjero necesario para la reestructura.

Ante la falta de opciones, el plan les otorga a los cuatro empresarios mexicanos que ya estaban en el Consejo de Aeroméxico 4.1 por ciento en la empresa reestructurada, valuado en alrededor de 85 millones de dólares, lo que ha provocado reclamos de trato privilegiado por parte del grupo minoritario de acreedores que votó contra el plan.

Te puede interesar: Compró Santiago Nieto mansión con crédito de Banco Azteca