Preocupa a ONU la seguridad en el noreste de Siria

253
Preocupa a ONU la seguridad en el noreste de Siria
  • Naciones Unidas asegura sentirse “muy preocupada” por la seguridad de los civiles en el noreste de Siria.
EUROPA PRESS / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Naciones Unidas asegura sentirse “muy preocupada” por la seguridad de los civiles en el noreste de Siria y ha pedido “discusiones diplomáticas serias” y “unidad” para combatir la amenaza de los grupos terroristas en el marco del asedio a la prisión de Hasaka.

“Vuelvo a pedir que se celebren debates diplomáticos serios sobre una serie de pasos que podrían impactar en la dinámica del conflicto, generar algo de confianza y seguridad entre los sirios y las partes interesadas internacionales, y avanzar paso a paso”, ha dicho el enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Geir Pedersen, ante el Consejo de Seguridad.

En concreto, ha explicado que ha estado convocando a altos funcionarios de las partes interesadas clave en consultas bilaterales en Ginebra: “Por supuesto, el Gobierno sirio y el Alto Comité para las Negociaciones de Siria están invitados y espero involucrarlos más pronto”.

Asimismo, ha resaltado que ha mantenido conversaciones bilaterales con diversos actores y que “continuará las consultas con otros interlocutores en el próximo período”, según recoge un comunicado de la organización internacional.

En este sentido, ha advertido de que los pasos que se den tienen que ser “mutuos, realistas, precisos y verificables” para lograr la solución al conflicto, que se encuentra en un “punto muerto estratégico”, ya que el país “sigue dividido” ‘de facto’ y la sociedad está profundamente “fracturada”.

“Es claro que no hay actor o grupo de actores que puedan determinar la trayectoria o el resultado de este conflicto. De hecho, la solución militar sigue siendo una ilusión”, ha dicho, reiterando que el camino pasa por “unirse para combatir la amenaza de grupos terroristas proscritos internacionalmente”.

Pedersen ha explicado ante el Consejo de Seguridad de la ONU que, pese a que el levantamiento en la prisión de Ghueiran, controlada por las autoridades kurdas, ha sido acallado –dejando más de 200 muertos–, el incidente recuerda a las “terribles fugas de las prisiones que impulsaron el ascenso original de Estado Islámico en 2014 y 2015”.

“En las últimas horas, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) han retomado el control, y todos o la mayoría de los combatientes de Estado Islámico parecen haberse rendido. Sin embargo, la situación aún se está desarrollando. Estamos todavía muy preocupados por la seguridad de los civiles”, ha resaltado.

El enviado especial de la ONU para Siria ha reiterado que al menos 14 millones de civiles necesitan asistencia humanitaria y que más de 13 siguen desplazados: “Muchos se enfrentan en este momento a gélidas condiciones invernales (en los campamentos). Decenas de miles son detenidos, secuestrados o desaparecidos”.

Pedersen también ha puesto el foco en los últimos ataques aéreos registrados en la provincia de Idlib –en manos de varios grupos armados, como Hayat Tahrir al Sham (HTS)– que mataron al menos a 13 civiles y dañaron las infraestructuras civiles.

Además, a estos sucesos se suman los continuos ataques con misiles en el puerto de la ciudad costera de Latakia, ubicada en el oeste de Siria, el último atribuido al Ejército de Israel, así como la violencia en el sur del país o la inseguridad generalizada por el contrabando de drogas.

“Puedo prometerles que no escatimaré esfuerzos para involucrar al Gobierno sirio y la oposición, y todos los sectores de la sociedad siria, hombres y mujeres, y todos los partes interesadas internacionales, en cumplimiento de mi mandato de conformidad con el Consejo de Seguridad”, ha zanjado.

Te puede interesar: El príncipe Andrés pide un juicio con jurado