Acorralan fiestas a Boris Johnson

301
Acorralan fiestas a Boris Johnson
  • Investigación tiene acorralado al primer ministro Boris Johnson por fiestas que organizó durante confinamiento.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

LONDRES, INGLATERRA.- Una investigación sobre las fiestas en el despacho y residencia del primer ministro británico, Boris Johnson, durante el confinamiento por el Covid, reveló que algunas de ellas no deberían haberse realizado, y que hubo graves faltas de liderazgo y juicio en el seno del gobierno, así como un excesivo consumo de alcohol.

Johnson se enfrenta a la más grave amenaza a su cargo de primer ministro por las fiestas en el número 10 de Downing Street, y el informe de la alta funcionaria Sue Gray tiene el potencial de causar el fin de su mandato, publicó la agencia Reuters.

No obstante, algunas partes del informe no se publicaron debido a una investigación policial en curso, lo que podría permitir a Johnson sobrevivir al escándalo.

Hasta el momento, el líder conservador ha capeado los llamados de los opositores y de algunos miembros de su propio partido para que renuncie, argumentando que la gente tenía que esperar al informe.

“Al menos algunas de las reuniones en cuestión representan un grave incumplimiento no sólo de los altos estándares que se esperan de quienes trabajan en el corazón del gobierno, sino también de los estándares que se esperaban de toda la población británica en ese momento”, indica el informe de Gray.

El reporte añadió que el “consumo excesivo de alcohol” en Downing Street no era apropiado.

Gray se encargó de investigar lo que se ha convertido en semanas de un goteo constante de historias sobre lo ocurrido en Downing Street durante el confinamiento por el Covid-19, con reportes de asesores que llenaron una maleta con bebidas alcohólicas en un supermercado y bailaron hasta la madrugada.

Los relatos de más de una docena de reuniones —incluida una fiesta de “trae tu propia bebida” en el jardín de Downing Street— han provocado la ira generalizada de la opinión pública.

Millones de personas se vieron separadas de sus seres queridos durante meses debido a las restricciones y muchos no pudieron dar el último adiós a sus familiares acaecidos por el virus.

El informe indicó que de las 16 denuncias de reuniones que infringieron las normas en Downing Street u otras oficinas del gobierno, 12 están siendo investigadas por la Policía. “Como he señalado, no se debería haber permitido que varias de estas reuniones tuvieran lugar o se desarrollaran de la forma en que lo hicieron”, señaló el informe.

Te puede interesar: Alistan EU y GB sanciones a Rusia