Espió desde 2013 el Cisen con Pegasus

304
Espió desde 2013 el Cisen con Pegasus
  • Ansbacher fundó Grupo KBH, al que pertenecen proveedoras de equipos de seguridad, refacciones aéreas, uniformes y tecnologías como Pegasus, pero se fue del país desde hace tiempo y por ahora la FGR no ha presentado cargos.
ABEL BARAJAS / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La Fiscalía General de la República (FGR) documentó que desde el inicio del sexenio de Enrique Peña Nieto, el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) contrató los servicios de centros privados de espionaje que utilizaban el software Pegasus para espiar a opositores, empresarios y periodistas.

Un testigo colaborador con nombre clave “Zeus” describió cómo se operaba desde dos oficinas en Polanco para entregar o enviar la información al Cisen, entonces a cargo de Eugenio Imaz Gispert.

“Zeus” trabajó desde el año 2013 en Proyectos y Diseños VME, una filial de Grupo KBH, poseedora de una licencia de la israelí NSO Group, para vender su tecnología en México.

En su testimonio, el informante relató que el israelí Uri Emmanuel Ansbacher Bendrama daba las instrucciones para intervenir los objetivos y quien ejecutaba sus órdenes era Juan Carlos García Rivera, director de Tecnologías de Proyectos y Diseños VME, actualmente en la cárcel.

Además, los inmuebles de ambos centros ya fueron cateados por la FGR, aunque los documentos y evidencias aseguradas sólo se conocen en la Fiscalía, debido a que existe una orden judicial que impide que incluso el procesado y las propias víctimas del espionaje tengan acceso a ellas.

El israelí Ansbacher, llegó a México como socio de algunas empresas de Samuel Avishai Naria, relacionado con los contratos del “búnker” que construyó la Secretaría de Seguridad Pública Federal de Genaro García Luna en Avenida Constituyentes.

Poco después, se independizó de Avishai y consiguió que Itzhak Gaolor Venger, director de Operaciones de NSO Group, le otorgara la representación exclusiva de ventas en México a Proyectos y Diseños VME, una de sus tantas empresas que compartían el mismo domicilio y que la FGR presume que operaba con prestanombres.

Ansbacher fundó Grupo KBH, al que pertenecen proveedoras de equipos de seguridad, refacciones aéreas, uniformes y tecnologías como Pegasus, pero se fue del país desde hace tiempo y por ahora la FGR no ha presentado cargos penales en su contra.

HALLAZGO FORTUITO

De acuerdo con “Zeus”, fue casi fortuito que descubriera la intrusión telefónica a varias figuras públicas. 

Cuenta que el 22 de octubre de 2015, Raúl González Contreras, chofer del israelí Ansbacher, le pidió su ayuda para enviar un archivo por correo electrónico.  

Era un archivo comprimido y encriptado en una memoria USB de 4 gigabytes, que el chofer no sabía cómo transferir, según el informante.

Desde las oficinas de la compañía, el ahora testigo colaborador le dio click a un archivo Excel y en la parte superior de cada columna aparecieron una serie de nombres y teléfonos con archivos adicionales como videos, audios, fotos, mensajes, GPS, horarios y perfil psicológico.

Conforme se lo pidió el chofer, “Zeus” envió ese archivo a un correo electrónico del Cisen, pero guardó una copia del documento.

Dos años más tarde, compartió el archivo con la periodista Carmen Aristegui y en 2019 también lo entregó a la FGR.

Te puede interesar: Mis hijos no tienen influencia en Gobierno, dice AMLO