Arranca sesión y los rounds en la Cámara de Diputados

327
Arranca sesión y los rounds en la Cámara de Diputados
  • Las bancadas de Morena y el PAN protagonizaron ayer en la Cámara de Diputados una serie de rounds en los que intercambiaron acusaciones y denuncias.
CLAUDIA SALAZAR / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Las bancadas de Morena y el PAN protagonizaron ayer en la Cámara de Diputados una serie de rounds en los que intercambiaron acusaciones, denuncias y puyas para medir quiénes y qué gobierno son los más corruptos de la historia.

Por lo dicho por cada bando, pareció una competencia muy pareja.

El primer encontronazo se dio cuando, entre gritos, la mayoría de Morena rechazó una propuesta del PAN para que se esclarezcan los vínculos de la empresa petrolera Baker Hughes con el hijo del Presidente Andrés Manuel López Obrador, José Ramón López Beltrán.

En el rubro de puntos de acuerdo, los panistas acusaron hipocresía en el Gobierno federal, porque mientras el Presidente promueve la austeridad, su hijo es señalado de vivir en una mansión en Estados Unidos, con un valor de 20 millones de pesos.

“Para el pueblo un par de zapatos y para el hijo de López Obrador una mansión de 20 millones de pesos en un exclusivo y lujoso fraccionamiento en Houston. De ese tamaño es la hipocresía de este Gobierno, de ese tamaño es el engaño por el cual la gente votó, la esperanza que nunca llegó”, señaló la diputada panista Cecilia Patrón desde la tribuna, mostrando unos zapatos cafés.

Acompañada de toda la bancada, que mostraba fotos de la residencia y cartones con un ganso, con una alberca como pico, Patrón acusó que mientras el hijo del Presidente se mudaba a la residencia en Houston, la petrolera recibía un contrato de 80 millones de dólares en Tabasco.

Los de Morena reaccionaron enojados y les dieron la espalda a los panistas, pero aún así los debieron escuchar.

“Hoy, legisladores de Morena ¿se rendirán ante la simulación, se entregarán a la casa de la hipocresía, la Mansión del Bienestar de José Ramón López Beltrán y su familia? Ustedes deciden”, dijo Patrón.

Luego de los puntos de acuerdo, vino la hora de la llamada de “tribuna libre”, en la que la panista Mariana Gómez del Campo felicitó a Panamá por rechazar el nombramiento de Pedro Salmerón como Embajador de México en ese país.

Para no quedarse atrás, Salma Luévano y María Clemente García, diputadas transgénero de Morena, arremetieron contra el panista Gabriel Quadri, pidieron sanciones a sus discursos de odio, y que fuera desaforado y expulsado de la bancada blanquiazul.

El morenista Manuel Vázquez respondió al punto de acuerdo de Cecilia Patrón, ya con una nota elaborada por la fracción.

“Los del PAN son unos hipócritas y unos verdaderos carroñeros, a pesar de que la empresa ha desmentido que no tiene relación con la casa de la esposa del hijo del Presidente, siguen colgándose para hacer sus payasadas de cirqueros”, arremetió.

“Son incapaces de aceptar que acá no hay desvíos de recursos, son incapaces de aceptar que acá las personas señaladas no son funcionarias, como en sus gobiernos, el pueblo seguirá con López Obrador”.

María Teresa Castell, del PAN, calificó a Morena como un oficialismo corrupto y moralmente derrotado, al recordar el caso de la Secretaria de Educación, Delfina Gómez, a quien autoridades electorales la señalaron como responsable del cobro de un diezmo a trabajadores del municipio de Texcoco, cuando fue Alcaldesa.

Siguieron más oradoras del PAN cuestionando la falta de crecimiento económico, la inflación y los nombramientos diplomáticos del Ejecutivo, así como la circulación de 10 millones de tarjetas del Bienestar que se prestan para el lavado de dinero, debido a la falta de controles de instituciones financieras.

Los de Morena se quedaron sin parque para responder, mientras recibían golpe tras golpe.

La bancada mayoritaria metió de último momento a la diputada Andrea Chávez Treviño, quien recordó que se cumplieron 12 años de la masacre de Villas de Salvárcar, en Ciudad Juárez, Chihuahua. Recordó que se giraron 7 órdenes de aprehensión el pasado 9 de enero.

“Contra Genaro García Luna, narco; contra Luis Cárdenas Palomino, torturador; contra Facundo Rosas, narco; contra Joaquín “El Chapo” Guzmán, narco. Espero que las tres que quedan vayan contra Eduardo Medina Mora, contra Arturo Chávez, Chávez y contra el espurio, pequeñito, arrogante, autoritario y belicista Felipe Calderón”, exclamó.

Con esa última intervención, los morenistas cerraron entre aplausos la sesión del martes. 

El tono de ayer marcó la pauta para los próximos tres meses de los trabajos ordinarios y del resto de la legislatura.

Te puede interesar: Salva Zaldívar y sus ministros consulta de AMLO