Dejan sin cabeza a Estado Islámico; su líder se inmoló

308
Dejan sin cabeza a Estado Islámico; su líder se inmoló
  • Una incursión de las fuerzas especiales de Estados Unidos en el noroeste de Siria mató al principal dirigente del grupo Estado Islámico, Abu Ibrahim al-Hashimi al-Qurayshi.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

ATMEH, SIRIA.- El líder del violento grupo Estado Islámico se inmoló y murió el jueves junto con miembros de su familia durante una redada nocturna realizada por las fuerzas de operaciones especiales de Estados Unidos en el noroeste de Siria, informó el presidente Joe Biden.

La redada tuvo como objetivo a Abu Ibrahim al-Hashimi al-Qurayshi, quien asumió como jefe de Estado Islámico el 31 de octubre de 2019, pocos días después de que el líder Abu Bakr al-Baghdadi muriera durante una redada estadounidense en la misma área, publicó la agencia AP.

Biden dijo que al-Qurayshi murió como lo hizo al-Baghdadi, al explotar por voluntad propia una bomba que lo mató a él y a miembros de su familia, incluidas mujeres y niños, cuando las fuerzas estadounidenses se acercaban.

La operación se produjo cuando el Estado Islámico intentaba resurgir, con una serie de ataques en la región, incluido uno a fines del mes pasado para apoderarse de una prisión en el noreste de Siria que albergaba al menos a 3 mil detenidos del Estado Islámico, su operación más audaz en años.

“Gracias a la valentía de nuestras tropas, este horrible líder terrorista ya no existe”, señaló Biden.

Indicó que al-Qurayshi había sido responsable de la huelga en la prisión, así como del genocidio contra el pueblo yazidi en Irak en 2014.

Unas 50 fuerzas de operaciones especiales estadounidenses aterrizaron en helicópteros y atacaron una casa en un rincón de Siria controlado por los rebeldes, y se enfrentaron durante dos horas con hombres armados, dijeron testigos. Los residentes describieron disparos continuos y explosiones que sacudieron la ciudad de Atmeh, cerca de la frontera turca, un área salpicada de campamentos para personas desplazadas internamente de la guerra civil de Siria.

Biden ordenó a las fuerzas estadounidenses que “tomaran todas las precauciones disponibles para minimizar las bajas civiles”, razón por la cual no realizaron un ataque aéreo en la casa.

Los primeros en responder informaron que 13 personas habían muerto, incluidos seis niños y cuatro mujeres.

El secretario de prensa del Pentágono, John Kirby, informó que las fuerzas estadounidenses pudieron evacuar a 10 personas del edificio: un hombre, una mujer y cuatro niños del primer piso; y cuatro niños del segundo piso.

También reveló que cuando al-Qurayshi detonó la bomba, también mató a su esposa y sus dos hijos.

Las fuerzas estadounidenses tomaron huellas dactilares y ADN, lo que confirmó la muerte de al-Qurayshi, destacaron las autoridades.

Biden, junto con la vicepresidenta Kamala Harris y altos asesores de seguridad nacional monitorearon una transmisión en vivo de la operación desde la Sala de Situación de la Casa Blanca.

El asesor de seguridad nacional Jake Sullivan mantuvo al presidente al tanto del largo vuelo de los comandos fuera de Siria durante la noche.

La operación marcó un éxito militar para Estados Unidos en un momento importante después de que los reveses en otros lugares, incluida la caótica retirada de Afganistán, habían llevado a aliados y opositores a concluir que el poder de Estados Unidos a nivel mundial se estaba debilitando.

Te puede interesar: Enviará Joe Biden tropas de EU a Europa del Este