Poder hip-hop en el Súper Tazón LVI

331
Poder hip-hop en el Súper Tazón LVI
  • La cultura del hip hop y rap por fin fue escuchada en el Súper Tazón LVI.
DIEGO MARTÍNEZ / AGENCIA REFORMA

CALIFORNIA, EU.- La cultura del hip hop y rap por fin fue escuchada en el Súper Tazón LVI.

Dr. Dre, Snoop Dogg, Kendrick Lamar, Mary J. Blige y Eminem fueron los encargados de enseñarle al mundo una música que había estado escondida en el Súper Domingo, y de sorpresa tuvieron a 50 Cent, otra leyenda de este género.

Combinando 44 premios Grammy, los artistas montaron un espectáculo de 14 minutos con una producción digna de Hollywood a plena luz de la tarde, en el entretiempo del juego de los Rams de Los Ángeles y los Bengals de Cincinnati.

El campo del SoFi Stadium fue transformado en una réplica los barrios de Compton (de cuyas calles surgieron Dr. Dre y Kendrick Lamar), con autos convertibles estacionados y hasta el Memorial de Martin Luther King, por la que los legendarios cantantes interactuaron.

Aunque los escenarios lucieron más para la transmisión de televisión que para el inmenso estadio, al final  la gente terminó de pie emocionada con los ritmos urbanos californianos.

El espectáculo abrió con Dr. Dre y Snoop Dogg interpretando “Next Episode” y “California Love”, y poco después la gente explotó cuando 50 Cent, colgado del techo de una “casa”.

Las más de 70 mil almas reunidas comenzaron a entonar o tararear “In Da Club”.

Después tocaría el turno de Mary J. Blige, quien hizo que la gente se parará de sus asientos con “Family Affair” y “No More Drama”.

Faltaba todavía la mitad del los invitados, y Lamar entonó “m.A.A.d City” y “Alright” para después hacer mancuerna con Dr. Dre y Eminem.

El Súper Tazón volvía a Los Ángeles desde 1993, y las gradas del lujoso estadio comenzaron vibraban, se movían como estuviera pasando un terremoto en California.

Enseguida vino Eminem, el único de raza blanca en una fiesta a la vibra afroamericana, y no quiso irse sin polémica.

Cuando cantó “Lose Yourself”, tomó postura de hincarse en protesta sobre la discriminación a las minorías.

Este movimiento lo comenzó el quarterback Colin Kaepernick hace unos años y fue retomado por muchos deportistas de varias ligas con los casos de brutalidad hacia la raza negra.

Hubo músicos de rock, bailarines con espectaculares coreografías, y un público desde las gradas que hacía titilar las luces de sus teléfonos al ritmo base del rap.

Al final, todos se reunieron en una “azotea” del barrio y entonaron “Still D.R.E.”, en medio de fuegos artificiales.

La fiesta cumplió: Eminem, Kendrick Lamar, Snoop Dog, Mary J. Blige y 50 Cent estuvieron entre la 10 tendencias mundiales de Twitter.

Te puede interesar: Hace ‘click’ con Speitzer