Advierten de panel por vaquita marina

238
Advierten de panel por vaquita marina
  • Estados Unidos solicitó una explicación sobre la implementación de medidas para la protección a la vaquita marina.
FRIDA ANDRADE / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- En caso de que el periodo de consultas que pidió Estados Unidos a México para resolver la protección de la vaquita marina, especie en peligro de extinción, no resulte satisfactorio para el primero culminaría en un panel de solución de controversias.

La semana pasada, la Secretaría de Economía (SE) recibió una solicitud de consultas por parte de Estados Unidos para explicar la implementación de medidas para la protección a la vaquita marina, al amparo del capítulo 24 Medio Ambiente del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Ambos países tienen 30 días para iniciar el diálogo donde México dé a conocer las medidas tomadas, informó Eusebio Hidalgo, socio en Ansley Consultores Internacionales.

En el proceso de diálogo, la SE tendría que consultar a autoridades mexicanas, como la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) para juntar elementos y dar respuesta a Estados Unidos, detalló.

Si no hay una respuesta favorable, que convenza a Estados Unidos, entonces el caso se dirige al Comité de Medio Ambiente, que fue creado en el T-MEC, se harían consultas entre los miembros de dicho comité.

En caso de tampoco resolverse, las consultas serían directamente entre las secretarias de ambos países, es decir, Tatiana Clouthier, titular de la SE y Katherine Tai, representante comercial de Estados Unidos.

En el entendido de que Estados Unidos no quede conforme podrá solicitar un panel de solución de controversias, al amparo del capítulo 24 del T-MEC y con base al procedimiento establecido en el capítulo 31 (Estado-Estado).

“Si Estados Unidos no queda satisfecho, entonces puede solicitar el establecimiento de un panel para dirimir diferencias, en este caso ambientales”, afirmó Hidalgo.

Con el fin de evitar llegar a la instancia del panel, los países buscarán resolverlo mediante el diálogo.

“Las partes tratarán de resolver los asuntos con base en el diálogo, siempre privilegiarán el diálogo, la consulta, el intercambio de información y la cooperación entre los países para tratar de solucionar el problema”, detalló.

Esta es la primera vez que uno de los tres países hace uso de un capítulo ambiental (que no existía en el TLCAN) para resolver un caso de esta naturaleza.

El antecedente con el que México cuenta sobre una disputa ambiental es el caso del etiquetado “Dolphin safe” que Estados Unidos implementó en la venta de atún en su país, pero al final la Organización Mundial del Comercio concluyó que discriminaba el producto mexicano.

Te puede interesar: Saldrían empresas por energías sucias