Presume canciller Ebrard inversión bilateral

163
Presume canciller Ebrard inversión bilateral
  • El canciller Ebrard refirió que el tráfico total al día en la frontera Tijuana-San Diego es de unos 4 mil 500 tráileres y 30 personas.
CÉSAR MARTÍNEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Pese a la veda electoral que prohíbe difundir obras de gobierno, el canciller Marcelo Ebrard presumió ayer una inversión multimillonaria en la frontera con Estados Unidos.

“Catorce mil millones de inversión fronteriza entre México y Estados Unidos puso en marcha el presidente en Tijuana, Mexicali y Ensenada”, dijo Ebrard en un video que difundió en sus redes sociales.

En un mensaje publicado por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), se precisó que se trata de una inversión de carácter comercial.

“Esta es la inversión que el presidente hoy va a supervisar, a anunciar, es la inversión más grande que se ha hecho en la frontera en esta zona en lo que va del siglo 21, es una gran obra”, destacó Ebrard.

El canciller refirió que el tráfico total al día en la frontera entre Tijuana y San Diego es de unos 4 mil 500 tráileres y 30 personas.

“Como México está creciendo, cada vez exporta más, necesita que hagamos una obra que es, más o menos, duplicar esto que tenemos aquí”, refirió.

“Es la frontera más ocupada de todo el mundo, no hay ninguna frontera como ésta ni en Europa ni en ninguna parte del mundo”, aseguró.

Por el proceso de revocación de mandato, el Instituto Nacional Electoral fijó una veda electoral entre el 4 de marzo y el 10 de abril.

“Es decir, no podrá difundir logros de gobierno, obra pública, ni emitir información sobre programas y acciones que promuevan innovaciones en bien de la ciudadanía. Deberá suprimirse o retirarse toda propaganda gubernamental en todos los medios de comunicación social, incluidos internet, redes sociales y medios impresos, tanto de los gobiernos de los estados, como de los municipios, y cualquier otro ente público”, estableció el Instituto Nacional Electoral (INE).

Te puede interesar: Se desinfla el PIB por baja inversión