A un mes de abrir AIFA…

364
A un mes de abrir AIFA...
  • A un mes de que se inaugure el Aeropuerto en Santa Lucía, aún no termina la demolición de las 49 mil toneladas de acero que ya estaban construidas en el NAIM.
JORGE RICARDO / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.-A un mes de que se inaugure el Aeropuerto en Santa Lucía, aún no termina la demolición de las 49 mil toneladas de acero que ya estaban construidas en el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), cancelado en 2019 en Texcoco.

Los restos de la Torre de Control, de 90 metros, y de los 11 foniles o embudos de acero, de 45 metros, que se alcanzaron a levantar para la cubierta de la terminal son cortados y rescatados del agua que se acumuló desde que la obra de 230 mil millones de pesos fue cancelada, cuando ya se habían invertido unos 100 mil millones y contratado 175 mil millones de pesos, según un reporte de la SCT del 25 de octubre de 2018.

“Yo estoy sacando la estructura del agua y la estoy poniendo donde hay pasto seco para que la destacen”, dijo el operador de una grúa. Las 49 mil toneladas de acero fueron vendidas a Tomás López Landero, “El Rey de la Chatarra”, entre acusaciones de corrupción, pues no fue el de la mejor oferta y no declaró que surtía de acero al AIFA.

Sólo la barda de 31 kilómetros construida por el Ejército, con 89 por ciento de sobreprecio, indica que ahí se planeó uno de los más grandes proyectos del País.

“Teníamos capacidad  de reacción de todo, hasta para limpiar las cenizas si explotaba el Popocatépetl. Jamás se hubiera inundado así, se inundó porque lo abandonaron”, dijo el arquitecto Emelio Barjau, líder de proyecto en la Torre de Control.

Te puede interesar: Urgen a garantizar exportación