THC a detalle

328
THC a detalle
  • La planta de cannabis contiene más de 100 compuestos activos o cannabinoides, pero un par destacan entre todos ellos y son usados con fines médicos: el Cannabidiol (CBD) y el Tetrahidrocannabinol (THC).
TONATIÚH RUBÍN / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.-La planta de cannabis contiene más de 100 compuestos activos o cannabinoides, pero un par destacan entre todos ellos y son usados con fines médicos: el Cannabidiol (CBD) y el Tetrahidrocannabinol (THC).

Se encuentran mezclados en el vegetal, sin embargo es posible conseguirlos en productos derivados.

José Manuel García-Vallejo, presidente de Autocultivo Medicinal en México (AMEM), organización enfocada en educar a pacientes y especialistas de la salud sobre el tratamiento cannábico, explica que pueden hallarse en cápsulas, gotas y pomadas.

También coinciden en el hecho de que ambas son sustancias químicas que se producen de manera natural en la planta.

La principal diferencia es que el THC es psicoactivo, así que provoca efectos como euforia, relajación y experiencias sensoriales intensas, apunta el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías.

No obstante, a veces se emplean juntos por sus propiedades medicinales; el CBD puede moderar los efectos psicoactivos del THC, para ayudar, por ejemplo, a reducir dolores.

García-Vallejo cuenta que él comenzó a tratar su epilepsia con cannabis desde 2012. Ahora tiene cepas o variedades de la planta con distintos perfiles según sus necesidades: unas contienen más CBD que THC o viceversa y otras son balanceadas.

“Al principio lo sentía mucho, pero después de hacer cierta resistencia, ya ahorita no siento tanto el ‘hype’ o efecto psicoactivo”, comenta.

El CBD, por otra parte, se usa también para tratar el trastorno convulsivo o epilepsia, ansiedad, dolor, enfermedad de Parkinson y de Crohn, un trastorno muscular llamado distonía y otras afecciones, indica la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Antes de iniciar un tratamiento cannábico, García-Vallejo aconseja formar un equipo de un médico especialista en cannabis y un “caregiver” o acompañante cannábico, que es una persona con conocimiento sobre la planta, su cultivo y los efectos que produce.

“No es que cualquiera te pueda estar recetando a la ‘Viva México’. Tienes que entender muy bien con qué estás tratando y, sobre todo, las interacciones con otros medicamentos”, resalta.

En cuanto a la regulación por parte de la Ley General de Salud, desde 2017, el THC se reconoce como una sustancia con amplio uso terapéutico que genera problemas menores para la salud, siempre que su concentración sea igual o menor a uno por ciento.

Además, el año pasado la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró como inconstitucional la prohibición absoluta del cannabis; así que se puede solicitar un permiso de consumo legal ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios.

OTROS CANNABINOIDES

Aparte del CBD y el THC, estos son algunos de los más de 100 compuestos activos de la planta de cannabis.

+ Cannabinol (CBN). De efecto sedativo, se emplea para el insomnio y otros trastornos del sueño. 

+ Cannabicromeno (CBC). Destaca por sus propiedades antiinflamatorias. No es psicoactivo.

+ Cannabigerol (CBG). Probablemente es el más eficaz de los cannabinoides en cuanto a su efecto antibacteriano y antibiótico.

+ Cannabiciclol (CBL). Tiene un potencial efecto antiinflamatorio y antitumoral. No es psicoactivo.

Fuente: Grow Alchimia

APRENDE MÁS

AMEM ofrece un curso introductorio, en línea, sobre los beneficios de esta planta, su funcionamiento en el cuerpo humano y opciones de tratamiento. Tiene un costo de 250 pesos. Entra a: bit.ly/3u0wBLV

Te puede interesar: Lanzaría Apple el 8 de marzo un iPhone 5G de bajo…