Es Sergey Lavrov un paria para el mundo

331
Es Sergey Lavrov un paria para el mundo
  • Nombrado ministro de Relaciones Exteriores por Vladimir Putin en 2004, Sergey Lavrov es objeto de sanciones.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

MOSCÚ, RUSIA.- Mordaz, brusco y seductor, el inoxidable jefe de la diplomacia rusa Sergey Lavrov pasó en unos días de ser un temido y talentoso negociador a un paria en la escena internacional, al punto de ser boicoteado durante sus intervenciones en la ONU.

Nombrado ministro de Relaciones Exteriores por Vladimir Putin en 2004, el hombre alto y voluntariamente rudo es objeto de sanciones por su papel en la guerra en Ucrania.

Lavrov, que ejecuta fielmente desde hace dos décadas la política de Putin —sin pertenecer, a priori, a su círculo más próximo— hacía gala, hace sólo unas semanas, de su habilidad para embaucar a sus interlocutores, publicó la agencia AFP.

Al recibir a mediados de marzo a su homóloga británica Liz Truss, que viajó a Moscú para intentar evitar una guerra en Ucrania, le preguntó: “¿Reconoce usted la soberanía de Rusia en las regiones de Rostov y Vorónezh?”.

La ministra, que realizaba su primera visita a territorio ruso, cayó en la trampa.

Reino Unido no “reconocerá nunca” la soberanía de Rusia en esas regiones, replicó, a pesar de que Rostov del Don y Vorónezh son, simplemente, dos ciudades rusas próximas a Ucrania.

El error, que fue rápidamente corregido por el embajador británico, llevó a Lavrov a declararse “decepcionado” por la conversación.

Esa emboscada simboliza la transformación que ha protagonizado el canciller en los últimos años, pasando de ser un maestro de la diplomacia respetado por sus enemigos a un arma ofensiva del Kremlin.

Sus formas, cada vez más toscas, le costaron el apodo de “Señor Niet” (Señor No), que antes que él llevó Andréi Gromyko, ministro soviético de Relaciones Exteriores durante casi 30 años, en la época de la Guerra Fría.

“Lavrov, sancionado justamente por Estados Unidos y la Unión Europea, era mi adjunto en los años 90. Antes, me apoyaba. Hoy, vigilaría mi espalda si estuviera detrás de mí”, dijo el exministro ruso de Relaciones Exteriores Andréi Kozyrev, que ejerció durante el mandato de Boris Yeltsin en los años 90.

Te puede interesar: Elevan sanciones a Rusia en el mundo… pero no México