Leo: el éxito de los hogares temporales

288
Registra AICM demoras por falla eléctrica BENITO JIMÉNEZ / AGENCIA REFORMA CIUDAD DE MÉXICO 05-Mar-2022 .-El radar del Centro de Control México del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) se quedó sin energía eléctrica durante casi tres horas, lo que ocasionó ayer la demora de al menos 60 vuelos, informaron fuentes aeroportuarias. La falla en el radar, a cargo de Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam), ocurrió a las 16:50 horas, después de una pérdida de energía eléctrica, lo que obligó a mantener los vuelos en espera en el aire. Mientras que a los vuelos que estaban por despegar desde distintos aeropuertos nacionales se les pidió que permanecieran en tierra, explicó José Alfredo Covarrubias Aguilar, secretario general del Sindicato Nacional de Controladores de Tránsito Aéreo. A las 19:40 horas, los técnicos lograron restablecer los equipos.

A sus 2 años y 5 meses, Leo pasó de ser violentado, lastimado y abandonado en un hospital a desarrollarse en una nueva familia temporal en la Ciudad de México.

SELENE VELASCO / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- A sus 2 años y 5 meses, Leo pasó de ser violentado, lastimado y abandonado en un hospital a desarrollarse en una nueva familia temporal en la Ciudad de México.

El pequeño es parte de los menores de edad que provienen de una situación de violencia o vulnerabilidad y que, en lugar de ser enviados a un albergue, pueden convivir con personas solas, familias tradicionales u homoparentales, mientras su situación jurídica se resuelve. La estancia puede durar hasta 6 meses.

Miriam Cifuentes, pediatra, y Reyes Manuel Mosco, representante médico, de 50 y 51 años, conocieron a Leo cuando se recuperaba en el hospital. Al enterarse que necesitaba un hogar temporal discutieron las implicaciones y tras aprobar diversos exámenes, lo hicieron parte de su familia.

Los retos de crianza son los mismos que habían superado hace 20 años con sus propios hijos y, aunque reconocen que sólo estarán durante algún tiempo en la vida de Leo y el desapego no es fácil, aseguran que todo lo hacen por brindar una oportunidad a un menor de vivir en un entorno sano.

“No hay que preocuparnos por lo que sintamos nosotros, es por el bien de Leo, todo es por él”, dice Reyes Manuel.

También se han registrado casos en los que las personas que brindan estancia temporal ya han convivido con tres o cuatro menores en diferentes momentos y los despiden con la satisfacción de marcar una diferencia en su salud emocional.

La familia que Leo tiene de forma temporal es una de las 30 que se encuentran en el catálogo de “Hogares de Corazón”, un programa que el DIF capitalino impulsa a partir del cierre de albergues en 2020 por la pandemia de Covid-19 y para evitar que niñas, niños y adolescentes sean olvidados en centros de atención social y en su lugar mejoren su desarrollo emocional.

Te puede interesar: Invalida Ebrard a Economía: sigue comercio con Rusia