Violencia desatada

241
Violencia desatada
  • La violencia se sintió como nunca en el futbol mexicano. Ayer, en el Estadio Corregidora, se suspendió el partido entre Querétaro y Atlas, debido a una tremenda bronca entre barristas.
JESÚS BALLESTEROS / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La violencia se sintió como nunca en el futbol mexicano.

Ayer, en el Estadio Corregidora, se suspendió el partido entre Querétaro y Atlas, debido a una tremenda bronca entre barristas de ambas escuadras que provocó una invasión de cancha.

Previo al partido y hasta el medio tiempo, la Policía Estatal de Querétaro tuiteaba que se vivía un “ambiente familiar y de tranquilidad”.

El encuentro no pudo comenzar a las 17:00 horas, como estaba pactado, ya que el portero del Atlas, Camilo Vargas, sacó varias bengalas que cayeron en su área.

Al 29′, la visita se fue al frente y la afición de Gallos se mostró molesta con su equipo y con el trabajo del silbante.

Al 62′, cientos de aficionados corrieron despavoridos al campo. El capitán atlista, Hugo Nervo, le preguntaba qué pasaba a su DT, Diego Cocca, quien le pedía a sus pupilos dirigirse al vestidor.

Algunos elementos del Querétaro intentaron, sin éxito, tranquilizar a los fanáticos que intercambiaban golpes en la cancha.

Familias enteras corrían por su seguridad, otros se resguardaban en las bandas a la espera que la batalla terminara.

Un niño debió despojarse de la camiseta del Atlas para evitar ser agredido por los barristas.

En escenas dantescas, mientras unos peleaban, otros posaban para una selfie o prendían una bengala con cerveza en mano, reían o incluso destrozaban el monitor del VAR.

Con palos, asientos, extinguidores, todo servía para atacar a cualquier rojinegro que se pusiera enfrente, sin importar si era hombre o mujer.

En redes sociales, algunos aficionados subieron audios pidiendo ayuda.

“Por favor, por el Facebook comuniquen que la policía nos dejó solos, que no hubo ni un solo policía ayudándonos, por favor esto fue un 4 (una trampa), ellos nos pusieron, tenían varillas, tenían un montón de armas blancas los de la barra del Querétaro”, comentó una mujer.

Protección Civil de Querétaro dio a conocer, a las 9:24 PM, que había 22 lesionados, 2 de ellos de gravedad, aunque en redes sociales se hablaba de mucho más, e incluso, de fallecidos.

El presidente de la Liga MX, Mikel Arriola, prometía castigos ejemplares, pero a partir de los próximos 3 días.

En videos en redes sociales, se observan aficionados inertes, con golpes en el rostro, ensangrentados y desnudos.

El repudio para estas acciones llegó de todos lados, medios internacionales, jugadores, equipos, directivos, todos criticaron los hechos.

Adolfo Ríos, presidente de Gallos, bajó a la cancha cuando la mayoría de la gente se había ido, para ofrecer disculpas a los aficionados del Atlas que aún seguían ahí resguardados, pues tenían miedo de ser agredidos afuera.

El partido será reprogramado para su culminación, pero ayer… perdió el futbol

Te puede interesar: Nombra América a Fernando Ortiz como DT interino