Celebran juntos… pero no tanto

205
Celebran juntos... pero no tanto
  • Directores, productores, actores y técnicos de las películas que competirán por el Óscar vivieron su gran fiesta previa a la ceremonia del 27 de marzo: el tradicional almuerzo de nominados.
STAFF / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Y Hollywood… casi regresó a la normalidad. Ayer, directores, productores, actores y técnicos de las películas que competirán por el Óscar vivieron su gran fiesta previa a la ceremonia del 27 de marzo: el tradicional almuerzo de nominados.

Luego de que la reunión del 2021 fuera cancelada por la pandemia, la de ayer tuvo lugar en el Fairmont Century Plaza de Los Ángeles. Hubo alfombra roja, risas, convivencia, brindis… pero la icónica foto con todos fue descartada por precauciones sanitarias.

Eso no impidió abrazos eufóricos entre las celebridades en el cocktail,  pues volvían a verse in situ después de tiempos inciertos para la industria del cine. Claro, para ingresar, fuera quien fuera, debía mostrar tanto su comprobante de vacunación como una prueba de coronavirus negativa.

El tapatío Guillermo del Toro, cuya película El Callejón de las Almas Perdidas aspira a cuatro estatuillas, acudió con su esposa, la guionista Kim Morgan. Pero fue de los más populares.

Se le vio platicando animadamente con la compositora Diane Warren (“Somehow You Do”, Canción Original) y Kirsten Stewart (Actriz, Spencer), quien llevó a su futura esposa, Dylan Meyer.

Las parejas estuvieron a la orden del día. No se perdieron el almuerzo Javier Bardem (Act or, Being the Ricardos), ni su mujer, Penélope Cruz (Actriz, Madres Paralelas).

También se aparecieron por ahí Maggie Gyllenhaal (Guion Adaptado, La Hija Oscura) y su marido, el histrión Peter Sarsgaard.

 En broma, o quizás vaticinando un próximo triunfo, el capitalino Carlos López Estrada (Película Animada, Raya y el Último Dragón) se abrazó a una estatua gigante del Óscar.

Dennis Villeneuve (Película, Duna) no le hizo el feo al evento, a pesar de que no está entre los candidatos a Director. Y el mítico Steven Spielberg (Película y Director, Amor sin Barreras), estuvo encantado de saludar a Will Smith (Actor y Película, Rey Richard).

A la hora de la comida, las estrellas se vieron obligadas a socializar. Las mesas se armaron no por gremios, sino mezclando, por ejemplo, a una actriz con una sonidista y un documentalista

Los candidatos a la estatuilla dorada tuvieron un menú en dos tiempos, con espíritu vegetariano. Vegetales y rollos de trigo para empezar, y de segundo, garbanzos fritos y ensalada de quinoa.

El postre consistió en plátano caramelizado o mousse de chocolate. Para beber, vinos blanco o tinto, y champaña.

Tras el almuerzo, Will Packer, productor de la entrega 94 de los premios de la Academia, dio avisos importantes y recomendaciones. Pidió a los futuros ganadores hacer discurso de agradecimiento concisos, en sus 45 segundos permitidos.

“¿Saben qué le importa a la audiencia? Ustedes. Su viaje, su pasión, hablen de eso”, explicó.

Te puede interesar: Residente desafía amenazas y le tira a J Balvin