… Y UANL espera más alumnas

281
... Y UANL espera más alumnas
  • Pese a que en últimos años ha crecido el número de mujeres en carreras STEM, como ingenierías, la UANL señala que el porcentaje aún es bajo.
DANIEL SANTIAGO CRUZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Aunque ha crecido en los últimos años, en la UANL el número de mujeres en carreras STEM es aún bajo.

En agosto de 2021 los programas de la Facultad de Ingeniería y Mecánica y de Ingeniería Civil reportaron un 22 por ciento de mujeres, mientras que en la de Ciencias Físico Matemáticas se alcanzaba un 26 por ciento.

La situación es similar en otros países, incluso desarrollados, explica Patricia Zambrano, investigadora e integrante de la Comisión Académica de la FIME.

“La brecha todavía continúa”, señala, “desde muchos ámbitos se hacen muchísimos esfuerzos, sin embargo el avance es paulatino”.

Las consecuencias de esta amplia brecha se vive ya a nivel laboral.

Muchas empresas trasnacionales buscan a mujeres para puestos en áreas de ingeniería.

Sus direcciones internacionales así lo exigen, sin embargo, es difícil cumplir con la demanda debido al bajo número de egresadas.

Una cultura en las familias que sigue viendo a las mujeres como cuidadoras y al hombre como el único proveedor económico de una familia es uno de los principales obstáculos para que aumente la presencia femenina en carreras STEM, señala Zambrano.

Desde 2013, la investigadora dirige el programa de Mujeres en la Ciencia de la UANL, que busca que más alumnas de Conaleps y de las prepas de la UANL se animen a estudiar carreras STEM, al ponerlas en diálogo directo con investigadoras y científicas.

Durante la pandemia realizaron este trabajo en línea. A partir de este año, retomaron las actividades presenciales con alumnas fuera del área metropolitana, a donde las investigadoras del programa llevan actividades en las que igual conocen biodispositivos, que realizan experimentos de soldadura, de astronomía, de manufactura avanzada, de química analítica o de metales.

Para la investigadora, además de la importancia de los ingresos económicos que ofrecen estas carreras, está el aspecto del talento que se da por igual en hombres y mujeres, así como del desarrollo que la formación en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas ofrecen al ser humano.

“Si no promovemos la inclusión de más mujeres en estos campos, estaríamos desperdiciando el 50 por ciento del talento humano”, apunta Zambrano.

“Este tipo de carreras proporcionan un desarrollo cognitivo mucho más elevado, las personas utilizan la lógica de una manera más adecuada, es más fácil que cuando tengan que analizar situaciones de vida, con todo el desarrollo que tuvieron con las matemáticas, con la física, puedan de alguna manera pensar mejor y poder aportar a su desarrollo de vida mucho mejor”.

Te puede interesar: A 5 años del #MeToo