Impacta bombardeo a hospital materno en Ucrania

339
Impacta bombardeo a hospital materno en Ucrania
  • Al menos 17 personas resultaron heridas, condena presidente de Ucrania ataque ‘atroz’ contra ‘los más indefensos’.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

MARIUPOL, UCRANIA.- Un ataque aéreo ruso devastó un hospital de maternidad el miércoles en la ciudad portuaria sitiada de Mariupol en medio de crecientes advertencias de Occidente de que la invasión de Moscú está a punto de tomar un giro más brutal e indiscriminado.

Funcionarios ucranianos dijeron que al menos 17 personas resultaron heridas en el ataque, publicó la agencia AP.

El suelo tembló a más de una milla de distancia cuando el complejo de Mariupol fue alcanzado por una serie de explosiones que reventaron las ventanas y arrancaron gran parte del frente de un edificio.

La Policía y los soldados acudieron al lugar para evacuar a las víctimas y sacaron en camilla a una mujer que estaba con un embarazo muy avanzado y sangrando.

Otra mujer lloraba mientras abrazaba a su hijo. En el patio, los autos destrozados ardían y un cráter de explosión se extendía al menos dos pisos de profundidad.

“Hoy Rusia cometió un gran crimen”, dijo Volodymir Nikulin, un alto funcionario de la Policía regional, de pie entre las ruinas. “Es un crimen de guerra sin justificación alguna”.

El presidente Volodymyr Zelenskyy escribió en Twitter que había “personas, niños, bajo los escombros” y calificó el ataque de “atrocidad”. El video compartido por Zelenskyy mostraba pasillos alegremente pintados y cubiertos de metal retorcido.

“Hay pocas cosas más depravadas que atacar a los vulnerables e indefensos”, tuiteó el primer ministro británico, Boris Johnson, y agregó que el presidente ruso, Vladimir Putin, tendrá que “rendir cuentas por sus terribles crímenes”.

Mientras tanto, las autoridades anunciaron nuevos altos el fuego el miércoles por la mañana para permitir que miles de civiles escapen de las ciudades bombardeadas alrededor de Kiev, así como de las ciudades de Mariupol, Enerhodar y Volnovakha en el sur, Izyum en el este y Sumy en el noreste.

No quedó claro de inmediato si alguien pudo salir de otras ciudades, pero la gente salió en tropel de los suburbios de Kiev, muchos se dirigieron al centro de la ciudad, mientras se escuchaban explosiones en la capital y las sirenas antiaéreas sonaban repetidamente.

Desde ahí, los evacuados planeaban abordar trenes con destino a las regiones del oeste de Ucrania que no estaban bajo ataque.

Los civiles que salían del suburbio de Irpin, en Kiev, se vieron obligados a atravesar las tablas de madera resbaladizas de un puente improvisado, porque los ucranianos volaron el tramo de hormigón que conduce a Kiev hace días para frenar el avance ruso.

Con disparos esporádicos resonando detrás de ellos, los bomberos arrastraron a un anciano a un lugar seguro en una carretilla, un niño agarró la mano de un soldado que ayudaba y una mujer avanzó poco a poco, acunando a un gato peludo dentro de su abrigo de invierno.

Pasaron penosamente junto a una camioneta accidentada con las palabras “Nuestra Ucrania”, escritas en el polvo que cubría sus ventanas.

“Tenemos un breve periodo de tiempo en este momento”, dijo Yevhen Nyshchuk, miembro de las fuerzas de defensa territorial de Ucrania. “Incluso si hay un alto el fuego en este momento, existe un alto riesgo de que caigan proyectiles en cualquier momento”.

Te puede interesar: Mata ataque ruso a civiles evacuados