Toman casetas pese a nueva ley

240
Toman casetas pese a nueva ley
  • Toman casetas en puntos de Chiapas y Sonora, manifestantes desafían a las autoridades al impedir cobro de peaje.
BENITO JIMÉNEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Aún con la sanción vigente de imponer hasta siete años de prisión a quienes tomen vías y casetas con fines de lucro, integrantes del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo y la Asamblea Estatal Democrática de la Sección 40 de la CNTE tomaron el punto de peaje de Chiapa de Corzo, en Chiapas.

Unas 40 personas, que portaban palos y tenían el rostro cubierto, se apostaron el martes en la caseta para cobrar cuotas de 50 a 100 pesos por vehículo, de acuerdo con fuentes de la Guardia Nacional (GN).

Ahí, los inconformes permanecieron al menos durante 12 horas, indicaron.

Los “tomacasetas” exigen la presentación de detenidos y desaparecidos, la libertad de presos políticos y la desarticulación de grupos paramilitares.

Advirtieron que mientras las peticiones no sean atendidas, mantendrán la toma de puntos de peaje.

El domingo, estudiantes de la Escuela Rural de Mactumactzá también tomaron la caseta de Chiapa de Corzo para exigir al gobierno del estado, a cargo del morenista Rutilio Escandón, cumpla con los acuerdos para mejorar las condiciones del plantel.

Mientras tanto, en Sonora la tribu yaqui también realiza cobros ilegales de peaje en al menos tres puntos de la carretera internacional 15 que va de Ciudad Obregón a la frontera con Estados Unidos.

La comunidad ha sostenido que por el sólo hecho de pasar por su territorio hay que pagar piso en esa vía, por lo que han instalado tres puntos donde cobran a los conductores 100 pesos por pasar.

A finales del año pasado, la Cámara de Diputados aprobó reformas a la Ley de Vías Generales de Comunicación para castigar hasta con hasta siete años de prisión a quienes tomen las casetas de cobro y bloqueen carreteras.

El pasado 4 de febrero, normalistas encapuchados de la Normal de Ayotzinapa, en Guerrero, tomaron la caseta de Palo Blanco, para exigir el cobro “voluntario” a los automovilistas.

La Guardia Nacional intervino para retirar a los manifestantes, lo que ocasionó que los normalistas lanzaran artefactos explosivos, piedras y botellas de vidrio contra los agentes federales.

Incluso, los inconformes dirigieron un tráiler sin conductor contra los federales que permanecían en la carretera.

Desde esa fecha, la Guardia Nacional resguarda las casetas de cobro de Paso Morelos, Palo Blanco y La Venta para evitar pérdidas de al menos 70 millones de pesos, de acuerdo con la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz.

A principios de febrero, maestros de la SNTE y personal administrativo de ese gremio educativo en Hidalgo tomaron casetas en al menos tres carreteras, lo que dejó una afectación de 200 millones de pesos.

Te puede interesar: Advierten desde EU por narcoelecciones