Arde Michoacán; matan a alcalde

499
Arde Michoacán; matan a alcalde
  • Aguililla se ha convertido en tierra de nadie ni la presencia de Guardia Nacional y Policía estatal inhibe a criminales en Michoacán.
ÓSCAR USCANGA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Aún con la presencia de cientos de militares y policías estatales, ayer fue ejecutado el alcalde del Partido Verde, César Arturo Valencia Caballero, en Aguililla, Michoacán.

En ese municipio se libra una batalla entre el Cártel Jalisco Nueva Generación y el grupo de Cárteles Unidos por el control de esa zona que es punto clave para la siembra de drogas.

El edil fue asesinado alrededor de las 15:30 horas del jueves mientras estaba al interior de su vehículo estacionado a un lado de la Unidad Deportiva, a menos de 10 cuadras del Palacio Municipal.

Desde el pasado 9 de febrero, el municipio se encuentra lleno de efectivos del Ejército y Policía de Michoacán tras más de un año de mantenerse incomunicada por constantes narcobloqueos de la vía Apatzingán-Aguililla.

Desde que tomó su cargo, Valencia Caballero participaba en la Comisión de Pacificación de Aguililla, que se instaló en julio de 2021, donde también estaban integrantes del Ejército, Guardia Nacional, Secretaría de Bienestar, gobierno estatal y la Iglesia Católica.

Con este homicidio suman dos alcaldes asesinados en lo que va de la administración estatal de Ramírez Bedolla, pues el 7 de febrero pasado fue encontrado el cuerpo de Enrique Velázquez Orozco, alcalde de Contepec.

De 2019 a la fecha, Aguililla ha sido el escenario del multiasesinato de 13 policías, de 2 militares, narcobloqueos con vehículos incendiados, carreteras destrozadas y ponchallantas, así como también de ataques con drones, explosivos, granadas y hasta minas antipersonas.

Y ARMAN BATALLA

El enfrentamiento a balazos entre autodefensas contra sicarios convirtió ayer la explanada municipal de Parangaricutiro, en un campo de guerra que dejó al menos cinco muertos y más de 10 criminales desaparecidos.

Los cuerpos tirados dentro del Palacio Municipal y en la explanada, fueron encontrados por autoridades federales tras la balacera que inició desde las 08:00 horas en la localidad de Nuevo San Juan Parangaricutiro, a unos dos kilómetros de Uruapan, y a 122 kilómetros de Morelia, capital.

Los pobladores reportaron a primera hora ráfagas de alto calibre, movilizaciones de camionetas blindadas y de “monstruos” (vehículos blindados artesanalmente) que fueron utilizados por Cárteles Unidos para intentar apoderarse de la cabecera municipal, pero fueron enfrentados grupos locales, vinculado al Cártel Jalisco Nueva Generación.

Fue hasta las 9:30 horas, que integrantes de Guardia Nacional, Ejército y Fiscalía General del Estado (FGE) pudieron ingresar, tras el permiso de líderes comunales. En ese momento sólo se había reportado un muerto.

Después y pese a la presencia de elementos federales, los pobladores lincharon a sicarios ya desarmados, por lo que la cifra confirmada por las autoridades subió a cinco muertos.

Te puede interesar: Alertan balaceras en poblado de Michoacán