Pide empresario devolución de sus propiedades 

485
Pide empresario devolución de sus propiedades 
  • Empresario hotelero, aseguró que continuará con las acciones necesarias para poner fin a lo que consideró un ilegal y violento allanamiento de sus hoteles Mayaland y The Lodge at Chichén Itzá.
OMAR ROMERO 

CANCÚN, Q. ROO. – El empresario hotelero Fernando Eugenio Barbachano Herrero aseguró que continuará con las acciones necesarias para poner fin a lo que consideró un ilegal y violento allanamiento de sus hoteles Mayaland y The Lodge at Chichén Itzá, aledaños a este sitio arqueológico.  

En conferencia de prensa virtual, el abogado Manuel Rodríguez Villamil recordó que este tema surgió por un contrato de promesa de compraventa en junio del 2020, donde existía la intención por parte de la Inmobiliaria R4, S.A. de C.V. representada por Rodolfo Rosas Moya para adquirir los dos inmuebles. 

“Se firmó la promesa de compraventa, no se alcanzó a cubrir en su totalidad el importante de la garantía de seriedad -6 millones de pesos-, incluso se fueron difiriendo los momentos en los que se había pactado originalmente la entrega de esa garantía y eso evidentemente generó desconfianza por parte del prominente vendedor”, explicó el abogado. 

Lo anterior, al sostener que Rosas Moya no cumplió con lo acordado y pese a las prórrogas que solicitó para entregar el dinero, no lo hizo, por ello, el 30 de octubre 2020 se decidió rescindir el contrato, lo cual le fue notificado a él y a su empresa quienes eran los futuros compradores, mediante Notario Público.  

Además, el 8 de enero de 2021 se demandó por la vía civil a Inmobiliaria R4 S.A de C.V por el pago de un millón 500 mil dólares de la diferencia restante para alcanzar el monto de los 6 millones de dólares convenidos por ambas partes como pena convencional. 

Sin embargo, acusaron que, en diciembre del año pasado, Rosas Moya uso influencias e inventó un juicio ejecutivo mercantil, a fin de apoderarse de las propiedades, incluso, el 17 de febrero del año en curso se realizó una diligencia de emplazamiento al hotel Mayaland, por lo que, interpusieron un juicio de amparo en contra del embargo, así como quejas ante el Consejo de la Judicatura del Estado de Yucatán y ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos. 

No obstante, la madrugada del 18 de febrero, más de 18 personas armadas sin identificarse irrumpieron en los hoteles, golpearon y lesionaron al personal de seguridad, destrozando las cámaras de seguridad, destruyeron los celulares de más de 20 colaboradores, y secuestraron las instalaciones. 

“El señor Rosas Moya no aceptó esa pena y ha creado todo este desastre en virtud de no aceptar que perdió, que no cumplió y al no cumplir los pagos que dio que fueron dos, se convirtieron en una pena y hay un tercer pago pendiente a esa pena. Los hoteles uno es de mi propiedad y del otro yo soy el apoderado de dos de mis hijos”, agregó Barbachano Herrero. 

Acerca de las denuncias que existen en su contra, una por fraude en Quintana Roo y otra en materia mercantil en Mérida, el empresario sostuvo que si están pero que son incorrectas, puesto que no tienen fundamento alguno. 

Te puede interesar: Vuela a Rumania avión mexicano con ayuda humanitaria