‘Me gustaría ser candidato en 2024’  

745
'Me gustaría ser candidato en 2024'  
  • A Damián Zepeda le cayó como anillo al dedo el banderazo de salida que dio el líder de Acción Nacional, Marko Cortés, a la carrera hacia 2024. 
MAYOLO LÓPEZ / AGENCIA REFORMA 

CIUDAD DE MÉXICO.- Al senador panista Damián Zepeda le cayó como anillo al dedo el banderazo de salida que en el curso de la semana dio el líder de Acción Nacional, Marko Cortés, a la carrera hacia 2024. 

Zepeda no figuró en la lista de los que Cortés mencionó que podrían buscar la postulación del partido para “la grande”. El dirigente señaló al yucateco Mauricio Vila, al queretano Mauricio Kuri, a la chihuahuense Maru Campos, al tamaulipeco Francisco García Cabeza de Vaca, al diputado Santiago Creel y a la senadora Lilly Téllez. 

“Creo que tenemos que romper el molde y el PAN, para ganar, lo tiene que hacer distinto. Si queremos esperar a una candidatura tradicional, en donde a finales de 2023, principios de 2024, se esté apenas en una interna, en donde se quiera simplemente medir la popularidad de una persona y ver si con eso nos alcanza para ganar, va a ser demasiado tarde”, plantea el senador en entrevista. 

El panista más cercano al ex candidato presidencial Ricardo Anaya -autoexiliado en Estados Unidos-, se apunta en la lista de la que fue excluido por Cortés. 

“No voy a blofear. Me gustaría ser el candidato presidencial del PAN en 2024”, anuncia. 

Ex dirigente nacional del blanquiazul, Zepeda ya tiene varios meses viajando a provincia para buscar el debate y, por supuesto, darse a conocer entre la gente. 

“La gira sale a partir de una reflexión: están muy mal las cosas, pero el Presidente ha estado usando el peso político que tiene con un despliegue territorial más fuerte que el de la oposición, y él gana en muchas ocasiones el debate convenciendo a la ciudadanía. Hay que romper ese ciclo: necesitamos, desde la oposición, salir, ir y dialogar con universidades; bajar el debate a los estados y convencer del daño que las reformas le pueden hacer al país y del desastre de Gobierno que es Morena. Mi tirada es constante de aquí al 2024: visitar toda la República hablando de los grandes temas nacionales”. 

¿Cómo ves las cosas en el PAN de cara al 24? 

El reto que tenemos enfrente es tan grande que necesitamos hacer las cosas distintas. ¿Qué propongo? Que pasando la elección de 2022 el partido abra una convocatoria informal, dentro de los márgenes que nos dé la ley, y se diga quién tiene la intención de participar para el 24. Con mucha transparencia, tenemos que decir, ya en serio, quién verdaderamente está pensando en eso. Quién quiere explorarlo y abrir un esquema partidista, con fondos propios, en donde el partido mismo sea plataforma y podamos irnos con todo el país con foros y debate y jalar la atención hacia la oposición, porque ahorita el debate del 24 está en Morena, que si Sheinbaum, que si Ebrard, que si Monreal. 

Hay que pesar el tamaño político de cada quien; ver si causa empatía, ver si funciona, ver cómo recibe la gente a cada uno de nosotros. 

¿No temes que estos planes se estrellen con la dinámica de la alianza Va por México, que ya estaría buscando su candidato? 

No están peleados. Cada partido tiene que hacer, de todas maneras, un ejercicio para presentar sus cartas. Hay pocas gentes que tengan la popularidad, por eso hay que construir. 

¿Por qué se metió el gusanito? 

En ese esquema yo sí levanto la mano, de competencia, de debate, de buscar perfil. En concreto, sí me gustaría ser el candidato presidencial del PAN en 2024. Lo digo con humildad, respeto y muy consciente de que se tiene que buscar a la persona más competitiva. 

Reconozco que en 2018 la gente tenía razón en su diagnóstico de decir ‘México está mal y tenemos que cambiarlo’, pero creo que la alternativa por la que optó resultó peor. 

¿Te ves peleándole la candidatura a un Ricardo Anaya? 

No, por supuesto que no. Me veo haciendo equipo, compitiendo en buena lid entre todos. Hoy por hoy el único proyecto competitivo que tiene el PAN se llama Ricardo Anaya, y si él llega y decide participar yo lo voy a apoyar, pero eso no implica que otros no lo intenten. Nosotros somos muy cercanos. 

Yo voy para adelante. Creo que tengo algo que decir. Soy una persona de convicciones. Sí me gustaría ser el candidato presidencial en 2024 y propongo un esquema novedoso y atractivo en donde participemos. 

Te puede interesar: Integran asociación de alcaldes de capitales