Controla amiguismo finanzas legislativas  

1317
Controla amiguismo finanzas legislativas  
  • Personajes cercanos al dirigente nacional de Morena y ex legislador, Mario Delgado, son quienes controlan el presupuesto de la Cámara de Diputados.
CLAUDIA SALAZAR / AGENCIA REFORMA 

CIUDAD DE MÉXICO.- Personajes cercanos al dirigente nacional de Morena y ex legislador, Mario Delgado, son quienes controlan el presupuesto de la Cámara de Diputados desde fines del 2018, recursos que a la fecha suman más de 30 mil millones de pesos.  

El dirigente de Morena colocó a sus amigos en los dos cargos más importes de la Cámara, pese a que prometió que se acabaría el amiguismo y el reparto de cuotas en los órganos administrativos.  

Grupo REFORMA publicó que la Auditoría Superior de la Federación no aplicó ninguna auditoría a la Cámara de Diputados en el ejercicio fiscal de 2020, luego de que el auditor David Colmenares fue amenazado de remoción por legisladores de Morena.  

La administración de la Cámara no fue revisada a pesar de la petición del ex presidente de la Mesa Directiva, Porfirio Muñoz Ledo, de que la ASF auditara el presupuesto del órgano legislativo y de la bancada de Morena, debido a la sospecha de que Mario Delgado financiaba ilícitamente su campaña por la presidencia del partido.  

El ex diputado llegó a acusar un desvío de 400 a 800 millones de pesos, debido a que Delgado llenó el País de anuncios espectaculares, pues debía ganar la encuesta de Morena, en la contienda que sostenía con Muñoz Ledo.  

Desde el inicio de la 64 Legislatura, Mario Delgado afirmó que con la nueva mayoría de Morena, en la Cámara de Diputados se acabaría el reparto de puestos administrativos que, por varias legislaturas, se habían dado entre el PRI, PAN y PRD.  

Bajo la coordinación de Delgado, Morena reclamó todos los puestos administrativos y de servicios parlamentarios.  

A la secretaría general llegó Graciela Báez, compañera de Delgado en la carrera de Economía en el ITAM y también en la maestría que cursaron en 1997 en la Universidad de Essex, Inglaterra.  

Báez y Delgado también coincidieron en el Gobierno del entonces Distrito Federal durante la administración de Marcelo Ebrard.  

El dirigente de Morena fue Secretario de Finanzas y luego de Educación, mientras que Báez directora general del Fondo Mixto de Promoción Turística.  

La secretaría general tiene bajo su cargo la  coordinación de los servicios parlamentarios, administrativos y financieros, los cuales tienen que garantizar los apoyos para el funcionamiento de los órganos de Gobierno, la realización de las sesiones del pleno y de trabajo de las comisiones.  

En tanto, Juan Carlos Cummings García fue propuesto por Delgado como secretario de Servicios Administrativos y Financieros.  

Cummings y Delgado trabajaron juntos en la Secretaría de Finanzas del Distrito Federal.  

Cuando Delgado era secretario de Finanzas, Cummings fungió como director General de Contabilidad, Normatividad e Integración de Documentos de Rendición de Cuentas. 

Lo dos funcionarios cercanos al dirigente de Morena tienen a su cargo una amplia nómina, que prácticamente ha sustituido toda la estructura que había del PRI, PAN y PRD.  

Por ejemplo, Baez tiene bajo su cargo las direcciones generales de Asuntos Jurídicos y de Resguardo y Seguridad.  

Por su parte, de Cummings dependen las direcciones generales de Finanzas; de Programación, Presupuesto y Contabilidad; de Recursos Humanos; de Servicios a Diputados; y General de Recursos Materiales y Servicios.  

De los cargos importantes que no puso Delgado, está la Contraloría Interna de la Cámara.   

Porfirio Muñoz Ledo logró colocar en esa posición a uno de sus amigos más cercanos, Jorge Torres Castillo, quien formó parte del grupo de priistas que dejaron el Revolucionario Institucional para formar el Frente Democrático Nacional y después fundar el PRD. 

Te puede interesar: Presiona Morena… y libra Auditoría