Foo Fighters provocan descarga masiva de rock en el Foro Sol

361
Foo Fighters provocan descarga masiva de rock en el Foro Sol
  • Los Foo Fighters tocaron por alrededor de dos horas ante una audiencia que se dio por bien servida con el show derivado del disco Medicine at Midnight.
JUAN CARLOS GARCÍA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.-Una combinación de descargas de rock a su máxima potencia, con dosis de buen humor y ambiente traído desde Seattle, fue lo que les dieron los Foo Fighters a sus fans anoche en el Foro Sol.

Dave Grohl y sus compañeros tocaron ayer por alrededor de dos horas ante una audiencia que se dio por bien servida con el show derivado del disco Medicine at Midnight, más una decena de éxitos probados en casi 30 años juntos.

“Todos deben estar listos para una noche muy larga, hijos de pu.”, fue lo que gritó el vocalista, cerebro y fundador de la banda al inicio del concierto, cuya única escenografía fueron dos pantallas gigantes, a los costados, y una de grandes dimensiones detrás de los músicos.

Taylor Hawkins (batería), Pat Smear (guitarra rítmica), Rami Jaffee (teclados), Chris Shiflett (primera guitarra) y Nate Mendel (bajo) secundaron las ocurrencias, notas y movimientos de su líder, quien deleitó a una multitud que no paró de consumir cerveza y que cargó con ponchos por la amenaza de lluvia; las nubes se apiadaron de todos.

Grohl, con 53 años encima y ese carisma que lo ha caracterizado desde que fundó la banda, en 1994, corrió hasta que se cansó por el escenario, y de un lado al otro gritó y gritó, provocando a los fans. Les propinó todo tipo de comentarios y recibió carretadas de aplausos.

“¡Vamos, cabrones! Esto es rock and roll, venimos a divertirnos, a rockear”, gritó ante el micrófono el también productor y escritor, quien no paró de agitar la cabeza o de mover en círculos su abundante cabellera y empapársela de agua y cerveza.

El programa abarcó 23 canciones, desde “Times Like These” hasta “Everlong”. Entre ellas, la audiencia coreó, bailó y se electrificó con “The Pretender”, “Learn to Fly”, “All My Life” y “This Is a Call”. Ninguna como “Love Dies Young” y “My Hero”.

“¿Saben que están bien locos, como nosotros? Por eso los amamos”, expresó Dave, quien tomó tiempo para presentar a sus compañeros y bromear de nuevo.

Prendieron con los covers “You Should Be Dancing” (Bee Gees) y “Somebody to Love”, de Queen, con Taylor al micrófono y Dave en la batería.

Las carpas de souvenirs oficiales tuvieron playeras, carteles, pañoletas y gorras, todos con un diseño uniforme. Afuera predominó la variedad: bolsas de tela, chamarras, llaveros, tazas y ceniceros. Infinidad de playeras con extracciones e interpretaciones gráficas del cantautor nacido en Ohio.

Centenares de fans sacaron celulares y minicámaras para registrar los mejores momentos. Al cierre de esta edición faltaban cinco canciones.

La banda también trajo la película Studio 666, la cual escribió y protagonizó Dave y en la que interviene con sus compañeros. Es una farsa de terror en la que el grupo se interna en una mansión encantada para grabar su décimo álbum y lo persigue una maldición. Estará en cines desde mañana.

Te puede interesar: Pareja de ensueño: TikTok se alía con Festival de Cannes