Es una masacre sin sentido, acusa el Papa

297
Es una masacre sin sentido, acusa el Papa
  • “La violenta agresión contra Ucrania, por desgracia, no se frena”, señaló el Papa ante 30 mil personas reunidas en la Plaza de San Pedro.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

CIUDAD DEL VATICANO.-  El Papa Francisco calificó el domingo el conflicto en Ucrania como una “masacre sin sentido” injustificada, e instó a los líderes políticos a detener “esta guerra repugnante”.

“La violenta agresión contra Ucrania, por desgracia, no se frena”, señaló ante unas 30 mil personas reunidas en la Plaza de San Pedro para su discurso y bendición semanal de los domingos.

“Es una masacre sin sentido en la que cada día se repiten las matanzas y las atrocidades”, sostuvo Francisco en una nueva condena de la guerra, en la que hasta ahora ha evitado mencionar a Rusia por su nombre.

“No hay ninguna justificación para esto”, remarcó.

Moscú dice que la acción que lanzó el 24 de febrero es una “operación militar especial” diseñada no para ocupar territorio sino para desmilitarizar a su vecino y purgarlo de lo que considera peligrosos nacionalistas. Francisco ya ha rechazado esa terminología, publicó la agencia Reuters.

“Ruego a todos los actores de la comunidad internacional que se comprometan de verdad a detener esta guerra repugnante”, dijo el Papa, arrancando fuertes vítores y aplausos de la multitud.

El Papa Francisco ha subrayado que tiene presente a “los millones de refugiados ucranianos que se ven obligados a huir dejándolo todo”.

Pero también ha recordado a las personas que no pueden abandonar el país. “Siento una gran pena por aquellos que no tienen ni siquiera la oportunidad de escapar. Muchos abuelos enfermos y pobres, que están ahora separados de sus familias; muchos niños y personas frágiles abandonados a su suerte bajo las bombas, sin poder recibir ayuda y sin encontrar seguridad ni siquiera en los refugios antiaéreos”.

Con palabras muy duras, el obispo de Roma señaló que “esto es inhumano”. Ha utilizado una de las palabras más fuertes que puede emplear un líder religioso:

“Es un sacrilegio, porque va en contra de la santidad de la vida humana. Sobre todo, contra la vida humana indefensa, que debe ser respetada y protegida, no eliminada, y que está por encima de cualquier estrategia”.

“No lo olvidemos. Esto es una crueldad inhumana y sacrílega. Recemos en silencio por los que sufren”, pidió dejando unos instantes de silencio a los fieles en la Plaza de San Pedro.

Te puede interesar: Enlista Ucrania seis prioridades para la paz