‘Detienen’ activistas obra de Tren Maya

303
‘Detienen’ activistas obra de Tren Maya
  • Integrantes de Greenpeace realizan protesta contra el Tramo 5 de Tren Maya, exigen se modifique el trazo en la ruta de Cancún a Tulum.
IGNACIO CALVA

CANCÚN, Q. ROO.- Activistas de Greenpeace y otras organizaciones civiles detuvieron de manera simbólica la obra del Tren Maya en el Tramo 5, que irá de Cancún a Tulum, en protesta para exigir que se cambie el trazo del proyecto ferroviario.

Los defensores del medio ambiente desplegaron una manta con la leyenda “Protejamos la selva maya”, además de que ocho personas inmovilizaron con su cuerpo la maquinaria que se utiliza para remover árboles.

La organización de carácter internacional señaló que expertos y activistas de Siempre Unidas, Jaguar Wildlife Center, Centinelas del Agua, Red de Formadores Socioambientales y MOCE Yax Cuxtal AC han mostrado preocupación debido “a los impactos negativos” que tendrá la construcción de este tramo.

“Sin una Manifestación de Impacto Ambiental objetiva y fundada en estudios científicos, la construcción del Tramo 5 del Tren Maya debe parar.

“Si este proyecto sigue sin considerar los impactos en el medio ambiente perderemos la riqueza natural que ha puesto a México como uno de los países más hermosos.

“Los cenotes que albergan vida, se destruirán. Las especies como el jaguar, símbolo de la herencia cultural maya, se quedarán sin su único hogar”, afirmaron los integrantes de Greenpeace.

Además, resaltan que el trazo ha sido cambiado cuatro veces sin respetar la promesa de construir sobre el derecho de vía existente, adentrándose en la selva.

“Cada día que pasa la destrucción de la selva maya avanza. Es imperdonable ser testigos de esto, desde cualquier parte de México, y no hacer nada.

“No permitamos que las comunidades originarias pierdan su forma de vida, que la biodiversidad desaparezca y que nuestro país enfrente un futuro sin uno de sus ecosistemas más importantes”, añadieron.

De acuerdo con Aleira Lara, directora de campañas de Greenpeace México, el Tramo 5, tal como está planteado, fragmentará, deforestará, contaminará y pondrá en riesgo aún más a la selva, a los ríos y a las comunidades.

“Los proyectos de infraestructura, desarrollo económico y turísticos no deben derivar de la destrucción de la naturaleza ni de la violación a los derechos humanos”, expresó Lara.

Greenpeace afirma que no existió un diálogo preliminar con las comunidades para conocer su postura respecto al proyecto y conocer sus necesidades.

“Violando un derecho que se encuentra constitucionalmente protegido, que es el derecho a la libre determinación.

“Hagamos un mejor proyecto, uno que sea sostenible y que tenga los estudios ambientales pertinentes”, agregó.

Te puede interesar: No hay ya impedimento legal para Tren Maya