Se sube ahora PRI al tren ambientalista

345
Se sube ahora PRI al tren ambientalista
  • Los legisladores del PRI insisten en la creación de una comisión especial para dar seguimiento a las obras.
DALILA ESCOBAR

CIUDAD DE MÉXICO.- El Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados se subió a la protesta contra el Tramo 5 del Tren Maya y señaló que el gobierno federal debe detener las obras.

“No se cuenta con ningún estudio técnico de factibilidad ni de impacto ambiental, como marca la normatividad al respecto”, señalaron.

Los legisladores ofrecieron una conferencia donde la diputada Eufrosina Cruz insistió en la creación de una comisión especial para dar seguimiento a las obras y evitar más afectaciones al medio ambiente que, afirmó, generará el Tren Maya.

Esta comisión fue propuesta desde octubre del año pasado. También expuso que la consulta a los pueblos indígenas fue una simulación que no tomó en cuenta la opinión de estas comunidades.

La diputada Melissa Vargas explicó que “este tramo de la obra afectará la construcción de infraestructura ferroviaria encima de un terreno poroso, que es muy posible que derive en el colapso del mismo tren; pasará sobre varios sistemas de cuevas y ríos subterráneos, habrá un impacto negativo en flora y fauna, y la deforestación de cientos de miles de árboles”.

Puntualizó que “se debe replantear el Tramo 5 para evitar un ecocidio; se deben realizar valoraciones del daño ambiental hasta el momento y resolver si es factible que continúe y, por último, que se presente el proyecto de impacto ambiental de todas las etapas del Tren Maya”.

La diputada Jaqueline Hinojosa dijo que “hay un riesgo que corren las siete mil zonas arqueológicas que hay en la Península y cerca del Tramo 5 se encuentran dos mil, en las cuales habrá una repercusión por la vibración de este tren”, por lo que el llamado también fue para el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

El legislador Eduardo Murat afirmó que “es un despropósito” que el Tramo 5 se haya iniciado al vapor y de manera improvisada sin estudios de impacto ambiental.

“No queremos otra línea 12, ponemos en riesgo no sólo al medio ambiente sino a los usuarios”.

El lunes, integrantes de la organización Greenpeace México hicieron una suspensión simbólica de las obras, al colocarse frente a la maquinaria, en Playa del Carmen, y aseguran que de no detener las obras habrá daños irreversibles a la naturaleza.

Te puede interesar: Peligra turismo por Tren Maya