Actualizan reglas a Universidades para el Bienestar

207
Actualizan reglas a Universidades para el Bienestar
  • Las Universidades para el Bienestar pretenden considerar la viabilidad de incorporar nuevas sedes para el segundo ciclo escolar del año.
OMAR ROMERO

CANCÚN, Q. ROO.- El Organismo Coordinador de Universidades para el Bienestar Benito Juárez emitió los lineamientos para la instalación/rehabilitación, equipamiento y operación de las sedes educativas del programa para estos centros educativos que se ubican en diferentes estados del país, entre ellos Quintana Roo.

En la entidad se ofertan las licenciaturas de Patrimonio Histórico, Cultural y Natural en Felipe Carrillo Puerto, en Kantunilkín, Lázaro Cárdenas; y en el ejido Puctté, en Othón P. Blanco está la ingeniería en Procesos Agroalimentarios.

Mientras que en Solidaridad la licenciatura en Patrimonio Histórico, Industria de Viajes y Turismo, en la comunidad de Chan Santa Cruz, en Felipe Carrillo Puerto está la licenciatura en Formación Docente en Educación Básica Bilingüe -Maya/Español: Patrimonio Histórico y Cultural de México.

Los lineamientos establecen que, de acuerdo con el avance de la demanda educativa, estas Universidades pretenden consolidar el proceso de instalación/rehabilitación, equipamiento y operación de sus 145 sedes, y considerar la viabilidad de incorporar nuevas sedes para el segundo ciclo escolar del año.

A diferencia también de otros modelos educativos, las Universidades para el Bienestar con el apoyo de los pueblos, padres y madres de familia, comisariados ejidales, consejos comunales y ayuntamientos, ofrecen terrenos en donación para la construcción de las sedes, y participan activamente en Comisiones de Administración y Supervisión.

En ese sentido, las localidades y municipios del país con servicios escasos, insuficientes o no pertinentes de educación superior para atender a estudiantes que han padecido exclusión educativa, con demanda anual no atendida de egresados de bachillerato suficiente para instalar una sede podrán participar en este proceso.

Para ello, deben contar con una manifestación escrita de apoyo a la instalación de la sede por parte de integrantes de la comunidad, ofrecer un predio georreferenciado en donación con dimensiones suficientes (no menor de dos hectáreas), espacios planos libres de vegetación protegida, sin accidentes geográficos o geológicos que puedan poner en riesgo la instalación misma y a la comunidad educativa.

Las comunidades y municipios que aspiren a incorporarse deberán inscribir sus solicitudes en una plataforma y las que cumplan los requisitos se someterán a análisis de la Comisión Técnica del Organismo.

El gobierno federal otorgará a través del Organismo un subsidio por el 100 por ciento del costo de la instalación/rehabilitación, equipamiento y operación de la infraestructura requerida y se considerará a la sede como integrante oficial del programa.

Te puede interesar: Impulsan inclusión laboral