NIDO DE VÍBORAS

533
Vienen militares de AIFA al Tren Maya

Por KUKULKÁN

EL EJÉRCITO Mexicano y la Armada de México, dos de los pilares más importantes y fundamentales para la consolidación del proyecto de la Cuarta Transformación están en el ojo del huracán, comprometidas sus imágenes ante la opinión pública. El inquilino de Palacio Nacional ya midió el pulso de la situación por lo que, nos dicen, como Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas aprovechará su gira por el estado de Quintana Roo a realizarse este fin de semana, para reiterar su plena confianza a soldados y marinos, y sobre todo a los altos mandos de estos.

LO HARÁ en el epicentro de la polémica suscitada por la construcción del Tren Maya en su Tramo 5, precisamente a cargo de decenas de ingenieros militares. Ahí dirá que los conservadores son ingratos y mal agradecidos, pues todos deberían agradecer el apoyo del ejército a la población civil, a los mexicanos, mujeres y hombres en momentos difíciles, de temblores, huracanes, inundaciones, o como es el caso, de su actuación tan comprometida, y de entrega total para ayudar a enfrentar la pandemia del Covid-19.

DE HECHO, ya dio una pincelada de ese discurso cuando prácticamente metió las manos al fuego por su secretario de Marina, Rafael Ojeda Durán cuando sostuvo que “él no tiene ningún involucramiento en este asunto”, refiriéndose a la manipulación del basurero de Cocula en la escena de la desaparición de los 43 de Ayotzinapa en 2014. Tras el tercer informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) que reveló que la Secretaría de Marina ordenó la operación desde las oficinas centrales, se dio a conocer que Rafael Ojeda era el comandante de la Octava Región Naval con sede en Acapulco.

SEGÚN el informe, la orden al grupo de marinos que manipuló el basurero de Cocula, se dio un día antes de que la entonces Procuraduría General de la República informó que los 43 normalistas habían sido incinerados en ese lugar. Para Obrador, el Almirante Rafael Ojeda nada tiene que ver con esas acciones en torno a la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa.

PERO la cosa no para ahí, pues hay otro episodio polémico que tiene que ver con elementos de la Secretaría de Marina, la misma que ya los está investigando luego de que en redes sociales circularan imágenes de cuatro marinos en presunto estado de ebriedad, encañonando con armas largas a varias personas en un restaurante en el centro de Bacalar.

O HACIA la región del Pacífico, la gente se pregunta cómo es posible que, en Michoacán, habiendo más de tres mil soldados para contener la ola de violencia, siga la guerra entre los cárteles de las drogas, generando escenas de terror, como la de ayer miércoles en un centro comercial de Ciudad Hidalgo, ubicado en territorio michoacano. Ahí ejecutaron a cuatro personas.

ASÍ LAS COSAS, en torno a esos dos pilares fundamentales para Obrador y su proyecto de nación, a ellos irá a ver a territorio quintanarroense este fin de semana; ahí ya están acantonados y su Jefe Supremo les dará la orden de que por ningún motivo cesen los trabajos de construcción del Tren Maya en el Tramo 5. Se trata de los 22 kilómetros de la discordia entre el gobierno de la Cuarta Transformación y grupos de ambientalistas, políticos, artistas y actores que se oponen por lo que acusan, está generando ya un severo daño al ecosistema de la región.

VATICINAN que tronarán los techos de las cuevas, se afectará a los ecosistemas subterráneos, se contaminará el agua y en consecuencia se está vulnerando no sólo la salud ambiental local, también se está vulnerando la salud humana y la economía local. Esta polémica en torno a las protestas en contra de la construcción del Tren Maya, particularmente en su tramo 5, alcanzó a la Cámara Alta en donde la senadora Mayuli Latifa Simón exigió la comparecencia de los titulares del Fondo Nacional de Turismo, Javier May; de la secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, María Luisa Albores, y de Protección Federal al Ambiente, Blanca Alicia Mendoza.

@Nido_DeViboras