NIDO DE VÍBORAS

569
Pide AMLO al Tribunal parar apremios del INE

Por KUKULKÁN

ILUSOS QUIENES desde el Gabinete Presidencial creían que el inquilino de Palacio Nacional no se iba a dar cuenta de la traición y la puñalada en contra de una de sus obras más importantes y la que más está recibiendo candela en los días más recientes, el Tren Maya.

NO SÓLO son artistas, actores, ambientalistas y partidos opositores a su gobierno, no. El presidente Andrés Manuel López Obrador ya tiene en su despacho nombres y apellidos de funcionarios federales que le están jugando las contras para descarrilar el que quizá sea el proyecto más ambicioso de su sexenio.

NO ES para menos, Obrador es de esa región, ahí se hizo, ahí comenzó a emerger su masa, desde el sur sureste cimentó todo su movimiento para hacerse de la Silla del Águila. Pero desde adentro, desde las entrañas mismas del aparato de Estado, huele a traición.

ANDRÉS MANUEL López Obrador los olfateó, los ha ubicado, y Kukulkán sabe de buenas fuentes que la traición se trama ya en las oficinas de la Secretaría del Medio Ambiente, ya de las del Fondo Nacional de Turismo…

¿DESDE el interior le estaban metiendo el pie para que no avanzara? — le inquirió la prensa en su mañanera del lunes 4 del presente mes, ahí en el Salón Tesorería de Palacio Nacional, Obrado guardó una ligera pausa, aguzó la mirada y aferrado al atril con ambas manos, soltó: “¡Sí! ¡Claro!, al interior y afuera”.

PRONTO caerán cabezas, a menos que cambie la señal desde el montículo de Palacio Nacional y mande una bola suave para dejarlos detrás de sus escritorios, aislados, exhibidos, así como los apestados de la 4T.

A SUS leales, Obrador les ha mandado una recta muy clara, lo mismo a las tropas del Ejército Mexicano que ya laboran en el trazado y construcción del Tren Maya: “Como nosotros no somos destructores del medio ambiente, como nosotros no buscamos el lucro, como nosotros lo que queremos es ayudar al pueblo y queremos que haya justicia y que haya desarrollo, no vamos a cometer la barbaridad de destruir la selva”.

Y PARA no dejar duda alguna de que el Tren Maya va, todo funcionario involucrado con esta obra, debe saber que lo que hacen es como defensores de la selva. El presidente de México se pone de ejemplo: “Yo apenas estaba saliendo de la universidad y ya estaba yo en contra de un movimiento en Palenque o, mejor dicho, encabezando un movimiento en Palenque porque estaban talando caoba en una fábrica de triplay, 1975, y paramos la planta de triplay con caoba. Siempre hemos luchado en favor del medio ambiente y en la protección de la naturaleza, 1975, la planta triplay de Palenque, porque estaban talando caoba.

“¿Saben que la caoba es madera fina, es la reina de las maderas? Los edificios más antiguos de Europa, los escritorios, las mesas, las puertas, las ventanas, están hechas de caoba que se llevaron durante el porfiriato de la Selva Lacandona a Europa, y siguieron explotando.

“Y la última explotación masiva que hubo de tala de árboles de caoba fue en 1975, 76, en el gobierno de Echeverría, yo estaba todavía estudiando. Entonces, pues no somos iguales. Con todo respeto, pues yo no soy fifí”.

SUS DECTRACTORES dicen que está contra las cuerdas en el conteo como bateador, cero bolas y dos strikes, a nada de ser ponchado. Pero Obrador se anima y en la pantalla gigante de su mañanera pide que le pongan a Amaury… “Vamos a escuchar, a ver si no nos cobran derecho de autor. Es para comenzar la semana y para no dejar de luchar”.

Y LA CANCIÓN suena, dedicada a los traidores de su gobierno, al interior y fuera de este… “No lo van a impedir ni el falso amigo… No lo van a impedir ni moralistas, ni el indiscreto encanto del embrujo, ni ausentes millonarios ni arribistas…”

@Nido_DeViboras