Temen crisis de salud por guerra en Ucrania

204
Temen crisis de salud por guerra en Ucrania
  • Ucrania tiene cifras muy altas de personas que viven con VIH y hepatitis C, y baja vacunación, lo cual es un peligro.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

KIEV, UCRANIA.- Un convoy de cinco camionetas serpenteaba con lentitud el 25 de marzo desde la maltrecha capital ucraniana, Kiev, hacia Chernigov, en el noreste del país. A bordo había generadores de electricidad, ropa, combustible y medicamentos necesarios para tratar el VIH.

Como el puente principal quedó destruido por los bombardeos, los conductores se desplazaban por carreteras secundarias con la esperanza de llegar a Chernigov y comenzar a distribuir los medicamentos a algunos de los 3 mil residentes que los necesitan con urgencia.

Los organizadores de iniciativas como esta se apresuran para evitar que la guerra en Ucrania se convierta en un desastre de salud pública, publicó el diario The New York Times.

Dicen que el conflicto amenaza con acabar con décadas de progreso en la lucha contra las enfermedades infecciosas en toda la región, lo cual desataría nuevas epidemias que serían casi imposibles de controlar.

Ucrania tiene cifras muy altas de personas que viven con VIH y hepatitis C y niveles muy bajos de vacunación contra el sarampión, la poliomielitis y Covid-19, lo cual es un peligro.

Las condiciones de hacinamiento e insalubridad de los refugiados son un caldo de cultivo para el cólera y otras enfermedades diarreicas, por no hablar de las plagas respiratorias como Covid-19, la neumonía y la tuberculosis.

“De no recibir los medicamentos, existe un alto riesgo de que mueran por la falta de terapia, si es que no mueren por bombardeos”, afirmó Dimytro Sherembei, director de “100% Life”, la organización que entrega medicamentos a las personas con VIH que residen en Chernigov.

Ucrania y la región circundante también constituyen un epicentro mundial de la tuberculosis multirresistente, una variante de esta enfermedad resistente a los fármacos más potentes.

En los últimos años, el Ministerio de Salud ucraniano había logrado avances en el control de estas epidemias, incluido un descenso del 21 por ciento en las nuevas infecciones por VIH y una disminución del 36 por ciento en los diagnósticos de tuberculosis desde 2010.

Sin embargo, en este momento, las autoridades sanitarias temen que los retrasos en el diagnóstico y las interrupciones del tratamiento durante la guerra puedan permitir que estos patógenos resurjan, con consecuencias que causarían estragos durante años.

Te puede interesar: Denuncia Ucrania masacre a civiles