Feminismos en corto y sin tanto rollo

540
Entrega Ieqroo constancias a candidatos a gubernatura

La paridad de género y su compromiso

Por Haidé Serrano

Las campañas electorales que recién comenzaron son un buen indicador para observar cómo se está avanzando en la paridad de género. Cuántas mujeres, en qué estados de la República y para qué posiciones están contendiendo.

Esta será la segunda vez en la historia de México que las mujeres serán candidatas al poder ejecutivo local. La primera vez fue en el 2021, en que 15 entidades se vieron obligadas a respetar los derechos políticos de las mujeres. Y el resultado fue que hoy gobiernan seis: Marina del Pilar Ávila en Baja California, Layda Sansores en Campeche, Maru Campos en Chihuahua, Indira Vizcaíno en Colima, Evelyn Salgado en Guerrero y Lorena Cuéllar en Tlaxcala.

Este dato no es menor, pues se iguala a la cantidad de mujeres que han gobernado entidades federativas en toda la historia de México.

Este 2022, se renovarán gubernaturas en Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo y Tamaulipas; todos con candidatas mujeres, con excepción de Tamaulipas. Evidentemente las resistencias continúan.

La paridad es muy reciente en la vida política de México. Apenas en el 2014 se realizaron las reformas a la Constitución para que se incorporara el principio de paridad en las candidaturas. Y fue en el 2019 que se aprobaron las reformas para incluir la paridad en todo en la Carta Magna.

Estos son logros de generaciones de mujeres, de la lucha feminista. Es una profunda transformación que estamos viviendo como sociedad. Son muchos años de exigir los derechos que nos corresponden. Falta mucho, pero que la paridad sea reconocida en la Constitución es un avance mayúsculo que debe ser honrado por las mujeres candidatas.

Que las mujeres estemos representadas por otras mujeres en los puestos de decisión en el servicio público implica que el espacio público, el de poder, se ocupe con sus vivencias, sus experiencias y su compromiso. Que las políticas públicas estén orientadas a resolver la problemática de las mujeres.

También se van transformando los estereotipos que confinan a la mujer al ámbito del hogar, del cuidado de las y los hijos, de la familia, de las tareas domésticas. Para dar paso a nuevas formas de convivencia, que no estén determinadas biológicamente. Y que las tareas asignadas a uno u otro sexo se diversifiquen de otras maneras. Asimismo, con su enfoque, contribuyen a crear espacios de paz, libres de violencia.

Estas mujeres que hoy pueden ser elegidas para gobernar les dicen a las nuevas generaciones que la igualdad es posible.

Pero ¿qué tanto las candidatas han hecho conciencia de la responsabilidad que llevan a cuestas para disminuir las desigualdades? ¿Cuánto se han deconstruido para reconocer en sí mismas los roles, estereotipos y mandatos de género que inevitablemente permearán en sus decisiones? ¿Tienen una agenda que refleje el conocimiento de la realidad de las desigualdades de género y su solución? ¿Piensan que, si ellas no han sido víctimas de violencia, esta no merece un espacio en sus propuestas de campaña? ¿Cuánto de su plataforma está elaborada por hombres que no tienen perspectiva de género?

Las respuestas serán claras a la luz de las decisiones que tomen en el ejercicio del poder.

@HaideSerrano es conductora del programa de radio Feminismos en Corto sin Tanto Rollo. Está dedicada a la comunicación sobre feminismo, perspectiva de género, desigualdad y violencia. Ha trabajado en diversos medios de comunicación, entre los que destacan Reforma y Excélsior. Ahora columnista de Luces del Siglo. Es licenciada en Comunicación por la UNAM, maestrante en Administración Pública, y Género Derecho y Proceso Penal.