Alzan voz como aliados no ‘adversarios’.- buzo

869
Alzan voz como aliados no ‘adversarios’.- buzo
  • Uno de los buzos promotores del amparo contra el Tren Maya, consideró que mediante los cauces legales defienden la riqueza natural del estado.
MARCO ANTONIO BARRERA

PLAYA DEL CARMEN, Q. ROO.- La suspensión provisional de un juez federal para detener momentáneamente las obras del Tren Maya de Playa del Carmen a Tulum fue ‘un gran paso’ en la protección del patrimonio biocultural y subterráneo de Quintana Roo.

Uno de los buzos promotores del amparo, José Guillermo Urbina, consideró que mediante los cauces legales defienden la riqueza natural del estado, aunque esa misma preocupación la comparte una mayor cantidad de personas.

Del destino que seguirá el juicio tocará a las autoridades obedecer la ley y detener las obras; de ahí, esperar a la próxima audiencia donde se tomarán decisiones, pero en caso de incumplimiento escalará a otras instancias superiores.

El representante de los tres quejosos del caso que se analiza en el Juzgado Primero de Distrito de Mérida, el cual resolvió el pasado lunes poner en pausa la construcción de los 60 kilómetros de vía del Tramo 5 Sur, reprochó la falta de estudios del impacto ambiental del proyecto.

En cualquier tipo de construcción, aseveró, ‘es digno de tomarse en cuenta’ el sistema de cuevas, cenotes y ríos subterráneos que comunican a la selva con los manglares y los arrecifes, cuya riqueza de ecosistema le pertenece no sólo a México sino al mundo.

Urbina Bravo en entrevista con Luces del Siglo recordó que la comunidad de buzos participó en la consulta del trazado original donde se acordó el desarrollo del proyecto sobre la carretera federal 307, pero con el cambio decretado se presagió una amenaza ambiental.

‘Somos muy pocos que se mantienen al margen, que pueden estar o no de acuerdo con las políticas del gobierno en muchos otros aspectos. Hay buzos que votaron por este gobierno y lo apoyan en otras cosas, pero con un conocimiento verdadero saben que se está equivocando y alzan la mano no como adversarios sino como aliados para evitar una catástrofe’.

El sistema interconectado de cuevas, cenotes y ríos subterráneos de Quintana Roo es el más explorado del mundo por espeleobuzos que pasan su vida recorriendo y obteniendo información científica.

La relevancia de esta actividad son los hallazgos que han actualizado el conocimiento, como el encontrar fósiles de diversos animales o restos humanos con una antigüedad de hasta trece mil 500 años.

“Se han cambiado textos de escuelas a nivel mundial con la idea que se tenía de cómo había llegado el humano a América o se han descubierto animales aparentemente inexistentes o desconocemos su presencia en nuestro territorio”.

En la zona donde se construye el Tren Maya, explicó, está la mayor concentración de los ríos subterráneos, cuya trayectoria del agua la lleva a los manglares y después hasta los arrecifes.

‘No es válido decir voy a pasar a 500 metros de ese cenote porque son sistemas interconectados y si afectas uno se afectará todo’.

José Guillermo Urbina explicó que carecer de estudios ambientales y programas de reubicación de flora y fauna ‘es un atropello y falta de comprensión de lo que se está destruyendo’

‘Lo correcto era hacer un estudio sobre la fauna y si se aprobaba construir ahí se debía relocalizar a jaguares y a diferentes especies; hacer un estudio sobre la vegetación de la forma en que se iba afectar y hacer un análisis de impacto de cómo se puede construir un tren ahí, pero se hizo tan abruptamente que no les dio tiempo de hacer nada. Decidieron y al día siguiente estaban tirando árboles’.

RIQUEZA NATURAL

En el informe resumido ‘Tren Maya y Kars’ se advierte el impacto que generaría el Tren Maya a los sistemas subterráneos de Quintana Roo.

El balance elaborado con reportes de organismos nacionales e internacionales y con literatura especializada, menciona que la entidad tiene el sistema de cuevas inundadas más grande del mundo.

Una parte de la riqueza biocultural y subterránea es el llamado sistema ‘Dos Ojos-Sac Actun’ que con una longitud de 376 kilómetros alberga hasta 250 cenotes, el cual lo convierte también en el segundo más grande del planeta.

En este mosaico natural hay documentadas al menos dos mil 802 especies vivas, de las que mil 492 corresponden a plantas vasculares, 810 hongos, 483 aves, 106 de reptiles, 89 de peces dulceacuícolas y 22 clases diferentes de anfibios.

Igualmente, 987 especies de las que 45 corresponden a crustáceos estigobiontes, como anguilas y peces ciegos, y otras tres de Remipedios endémicos, entre ellas el único crustáceo venenoso del mundo.

Las cuevas de Quintana Roo son al mismo tiempo una fuente de conocimiento científico al documentar el hallazgo de una mina de ocre de hace más de 10 mil años y diversos vestigios arqueológicos, como 11 esqueletos de personas de la edad de hielo.

En este patrimonio sumergido existen 16 especies de árboles, 14 de lianas y 1 de palma que rompen la roca caliza de la superficie para llegar al manto acuífero, mientras que la selva de Quintana Roo es una de las últimas zonas saludables del país, en la que habitan 114 especies de mamíferos terrestres, de las cuales 54 corresponden a murciélagos.

En Playa del Carmen, por ejemplo, se reportan más de 300 cenotes y cavernas y la presencia de un altar maya sumergido con una gran estalagmita al centro con elementos en madera que después de 500 años mantiene un excelente estado de conservación.

Te puede interesar: Meten freno a Tren Maya

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.