Tala de 8 mil árboles aumentó el calor en Guadalajara

794
Tala de 8 mil árboles aumentó el calor en Guadalajara
  • Los 8 mil árboles cortados tan sólo por dos obras de infraestructura urbana, exacerbó la reducción de sombra y humedad al ambiente.
VIOLETA MARTÍNEZ / AGENCIA REFORMA

GUADALAJARA, JAL.- Los 8 mil árboles cortados tan sólo por dos obras de infraestructura urbana -la Línea 3 (L3) del Tren Ligero y Mi Macro Periférico- exacerbó la reducción de sombra y humedad al ambiente que aportaban los ejemplares adultos retirados, cuya ausencia se refleja en una sensación de sofocación y mayor calor dentro de la Ciudad.

Así lo plantea Oscar Castro, académico de la Maestría en Ciudad y Espacio Público Sustentable del ITESO, quien explica que la pérdida súbita de arbolado repercute en efecto de isla de calor, debido a que los ejemplares compensados aún son jóvenes y hay una alta tasa de mortalidad en los primeros años.

“Cuando eliminamos arbolado urbano quitamos la capa vegetal que absorbe los rayos del Sol que hace la fotosíntesis y la generación de humedad, los árboles son como fuentes urbanas, están humedeciendo el ambiente”, explicó.

Castro recordó que en las calles con menos arbolado, más asfalto y construcciones a base de concreto generan un efecto de liberación de energía absorbida durante el día, por los rayos de Sol, que prolongan aún más la sensación de calor durante la noche.

“El arbolado contribuye a evitar que los rayos ultravioleta lleguen principalmente al concreto o asfalto de calles y banquetas, generan sombra, evitan que las calles almacenen ese calor”, indicó el académico.

Si bien las obras de infraestructura mencionada, la L3 y Mi Macro Periférico, compensaron tres ejemplares por cada árbol adulto retirado, el académico mencionó que de no cuidarlos, podría haber sobrevivencia de hasta 20 por ciento durante los primeros años, lo que agudizaría la pérdida de servicios ambientales.

Te puede interesar: Prevén bajar precios 20% con plan inflacionario